Reciclaje creativo: Bandejas de snacks con botellas

Reciclaje creativo: Bandejas de snacks con botellas

Dale una segunda vida a las botellas de vidrio transformándolas en unas originales bandejas para snacks. ¡Tus invitados quedarán sorprendidos!

por en Hazlo Tú Misma, Ocio

    El vidrio es un material especialmente resistente y atractivo, por lo que reutilizarlo no sólo ayudará a evitar la contaminación, sino que dará un toque muy elegante a tu hogar. Son muchas las ideas que existen para reciclar botellas de vidrio, pero hoy queremos centrarnos mostrarte cómo elaborar un reciclaje creativo de lo más llamativo y transformar tus viejas botellas en bandejas de snacks. ¡Atenta al paso a paso!

    • Botella de vidrio.
    • Papel de fibra o de lavado del horno.
    • Recipiente de plástico grande.
    • Estropajo de acero.
    • Jabón.
    • Alambre y pinza.

    Llena el recipiente con agua, échale un poco de jabón e introduce la botella durante unos minutos para ablandar la etiqueta. Cuando hayan pasado unos 15 minutos ya podrás comenzar a tirar de ella con cuidado para despegarla, aunque verás que quedan algunos restos pegados. Tan solo tendrás que utilizar el estropajo de acero para dejarla perfectamente limpia. ¡Pero eso sí! Llevando mucho cuidado de no rayarla. Cuando acabes, enjuaga la botella y déjala secar al aire.

    A continuación, pon el papel de fibra o de lavado del horno en una bandeja o la rejilla del horno y coloca la botella tumbada. Tendrás que dejarla en esa posición durante una hora mientras se hornea a 650 grados, tras lo que tendrás que elevar poco a poco la temperatura en una media hora hasta llegar a los 800 grados. Una vez puedas comprobar que la botella está derretida, apaga el horno y deja ahí tu botella hasta el día siguiente, sin abrir la puerta. Cuando al fin hayan pasado 24 horas estará completamente fría y acabada para utilizar como una original bandeja de vidrio. Tan sólo quedará limpiar a fondo el horno y presumir de un objeto totalmente casero y original.
    Por último, y si quieres conseguir colgarla en la cocina, te contamos un truco muy sencillo. Tan sólo tendrás que hacer una curva con alambre y una pinza y colocarlo en la boca de la botella justo antes de meterla al horno. El alambre es uno de los materiales más recurridos para hacer este tipo de trabajos, ya que su fácil modelaje permite realizar una cantidad enorme de manualidades distintas, como por ejemplo las pulseras de alambre. Una vez se derrita, quedará fijada y podrás colgarla en cualquier lugar. ¡Será especialmente práctica!

    489

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Hazlo Tú MismaOcio
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares