Navidad 2016

Remedios caseros contra las termitas

Remedios caseros contra las termitas

¿Sospechas que tus muebles están siendo atacados por termitas? No lo dudes y prueba con estos remedios caseros para acabar con ellas.

por en Ocio, Soluciones y remedios caseros
Última actualización:
    Remedios caseros contra las termitas

    Las termitas son un grave problema para la salud de nuestro hogar. Se trata de una plaga invisible muy difícil de detectar y fácilmente confundible con la carcoma. Si sospechas que tus muebles pueden contener estos indeseables insectos, no te pierdas los remedios caseros contra las termitas que te ofrecemos.

    Lo más importante para evitar el ataque de las termitas es prevenir su aparición. Hay que destacar que las termitas pueden acceder al interior de la casa por cualquier ventana, puerta o hendidura, por lo que va a ser fundamental sellar las grietas y utilizar mosquiteras. Además, debes procurar no acumular madera en caso de tener una chimenea, o al menos evitar tener una cantidad demasiado elevada.
    Si pese a la prevención sufres una plaga de estos insectos, deberás saber que las termitas se comen la madera desde el interior, dejando los muebles huecos. No obstante, el primer lugar en el que suelen aparecer es precisamente en puertas y ventanas de madera, por lo que con unos pequeños golpes podrás detectar si se escucha un sonido hueco.

    Compra ácido bórico en polvo en una farmacia y aplícalo sobre virutas de madera natural, de modo que lo conviertas en una trampa para que las termitas acudan a comérselas. Deberás colocarlas en aquellos lugares por los que creas que pueden estar accediendo estos insectos y ve observando periódicamente en qué lugares desaparecen. Esta idea no acaba con todas las termitas, pero es fantástica para descubrir por dónde entran.

    Las termitas no soportan el calor ni la luz del sol, por lo que exponerlas a sus rayos acabará con muchas de ellas en pocos días. Para ello deberás sacar tus muebles al exterior y dejarlo en un lugar donde le dé el mínimo de sombra posible.

    Toma varias tiras de cartón, mójalas y déjalas cerca de una ventana o una zona por donde creas que pueden acceder las termitas. Esto hará que los insectos acudan a comerse su interior, por lo que al cabo de un par de días podrás retirarlas y quemarlas para acabar con ellas.

    Si tienes acceso a una cámara frigorífica, introduce tu mueble y déjalo ahí durante unos días. Las bajas temperaturas harán que las termitas queden congeladas y acabes de un plumazo con todas ellas.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a esta trampa para mosquitos, a cómo hacer un repelente de mosquitos casero y a las mejores plantas repelentes de mosquitos.

    571

    ESCRITO POR PUBLICADO EN OcioSoluciones y remedios caseros

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares