Tarta de manzana con crema pastelera

¿Te atrevés con un postre irresistible? Tarta de manzanas con crema pastelera, uno de los postres más populares elaborados a base de frutas, manzanas en este caso. Te contamos, paso a paso, como hacer esta tarta casera. Vete apuntando los ingredientes.

por , il

    tarta de manzana2

    ¿Te resistes a una tarta de manzana con crema pastelera? Es, sin duda, una de las recetas de tartas de frutas más populares y de dificultad media a la hora de elaborar. Cremosa y suave al paladar admite muchas variantes, pero en esta ocasión vamos a hacer una tarta casera siguiendo una receta tradicional.

    Antes de meter las manos en harina, repasemos la lista de productos que vamos a utilizar para elaborar la tarta de manzana.

    • 6 manzanas
    • 750 gramos de harina
    • 350 gramos de mantequilla
    • 12 cucharadas de azúcar
    • 6 cucharadas de maicena
    • 60 gramos de mermelada de albaricoque
    • 3 huevos
    • Un litro de leche

    Para la elaboración de la tarta de manzana, derretimos un poco de mantequilla y la mezclamos con la harina para hacer una pasta homogénea. Una vez hecha, la extendemos con el rodillo y forramos con ella el molde, previamente untado con mantequilla. Lo introducimos en el horno, a temperatura media, durante 10-15 minutos hasta que se dore la masa.

    Mientras tanto, aprovechamos para hacer la crema pastelera. En la batidora mezclamos la leche, los huevos y la mitad del azúcar. Vertimos la mezcla en un cazo y lo ponemos al fuego. Al primer hervor, añadimos la maicena disuelta en leche. Seguimos removiendo al fuego hasta que espese y la vertimos sobre la masa ya dorada.

    A continuación, se decora la superficie con las manzanas cortadas en gajos finos. Espolvoreamos con azúcar y untamos la superficie con la mermelada. La introducimos de nuevo en el horno, entre 20-30 minutos. Para saber si la tarta está en su punto, pincha con un cuchillo. Si sale limpio, está lista para desmoldar y dejar enfriar.

    Así de fácil es sorprender a los tuyos. Si te atreves con otro postre, prueba la tarta de queso con arándanos.