Navidad 2016

Tortugas de agua: hibernación

Tortugas de agua: hibernación

Las tortugas, durante el periodo de hibernación, requieren unos cuidados especiales para evitar la aparición de enfermedades. La tortuga, antes de hibernar en los meses de invierno, debe contar con las suficientes reservas de alimento. También es importante controlar la temperatura para evitar que se congelen. Te damos una serie de consejos a tener en cuenta sobre la hibernación de este tipo de mascotas.

por en Animales, Curiosidades, Ocio, Mascotas
Última actualización:

    tortuga hiber

    La hibernación de las tortugas de agua las vuelve especialmente vulnerables durante estos meses, sobre todo durante su primer año de vida. No todas las tortugas necesitan hibernar, de hecho, si acaban de sufrir una enfermedad o no se han alimentado lo suficientemente bien durante las semanas previas, conviene evitar el letargo. Para ello, basta con mantener la temperatura del agua entre los 25 y los 28 grados. Además, muchas de las tortugas que viven en nuestros hogares han modificado sus costumbres, entre otros motivos por el uso de la calefacción.


    Entre los cuidados que requieren este tipo de mascotas, es importante recordar que las tortugas, en su hábitat, suelen hibernar durante los meses de más frío. De hecho, empiezan a prepararse para este periodo en el que incluso su sistema inmunológico se paraliza, a partir de los meses de otoño.

    La hibernación de las tortugas puede tener lugar sin necesidad de salir de su acuaterrario. Eso sí, es importante controlar a las mascotas durante este periodo para evitar posibles enfermedades o la aparición de hongos. Si tu tortuga comienza a aletargarse justo después del verano, debes tener en cuenta:

    • Tan importante como que la tortuga cuente con las reservas de alimentos suficientes para aguantar el periodo de hibernación, lo es que en las semanas previas no tomen ningún tipo de alimento, para evitar que quede cualquier resto en el estómago y el intestino. Esto es debido a que durante el periodo de hibernación se paraliza incluso la digestión.
    • Es aconsejable darles un aporte de vitamina A antes de la hibernación y una vez pasado este periodo, llevarlas al veterinario para comprobar que su estado de salud es bueno.

    • Hasta los 15 grados de temperatura, las tortugas se aletargan. Por debajo de los 10 grados, comienza la hibernación. Es importante controlar la temperatura ya que la tortuga podría congelarse.
    • La hibernación varía en función del tipo de especie. Así, por ejemplo, las acuáticas suelen hacerlo en el fondo del agua, en un refugio que ellas mismas se pueden preparan. En el caso de las tortugas domésticas conviene consultar al veterinario sobre cómo preparar un refugio artificial, cuál es el mejor sitio de la casa para colocarlo y qué cuidados requerirá durante este periodo.
    • Si tu tortuga vive en un acuaterrario, es decir una parte de agua y otra de piedras donde pueda reposar y tomar baños de sol para fortalecer el caparazón, es conveniente que vayas regulando de manera progresiva la temperatura y la cantidad de alimento que ingiere antes de que empiece a hibernar.
    • Si quieres que nuestra mascota crie, en este caso si es importante que hiberne
    • .

    El periodo de hibernación de las tortugas se produce entre los meses de diciembre y febrero, momento en el que empezarán a despertarse.

    583

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AnimalesCuriosidadesOcioMascotas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares