Trucos para ahorrar en tus gafas nuevas

Consigue ahorrar en tus gafas nuevas y evitar que te den gato por liebre con los consejos que te damos. ¡Ahorrarás dinero y disgustos!

por , il

    Trucos para ahorrar en tus gafas nuevas

    Comprar unas gafas nuevas no es tarea fácil. Tenemos que recorrer las ópticas de medio mundo antes de localizar la montura que se adapta a nuestra personalidad, y puede que justo en ese momento comprobemos que es demasiado cara y tengamos que renunciar a ellas, volviendo a empezar la búsqueda. Si quieres acertar a la primera y no dejar ir el modelo que te gusta, no te pierdas estos trucos para ahorrar en tus gafas nuevas.

    Cómo ahorrar en tus gafas nuevas

    1. Busca ofertas. Hace unos años era mucho más difícil encontrar unas gafas que estuvieran a buen precio, e incluso el ya conocido “tu segunda gafa por 1€ más” era casi impensable. Afortunadamente, hoy en día contamos con muchos establecimientos competidores que se esfuerzan por ofrecernos las mejores ofertas, entre las que encontramos grandes descuentos, regalos y complementos gratuitos. Encontrar la promoción idónea es solo cuestión de comenzar pronto a buscar y tener mucha paciencia.
    2. Amor/odio a la segunda unidad. Ya hemos mencionado el 2×1 que se puso de moda hace algunos años en las ópticas, pero esta promoción tiene doble filo. Está claro que tener dos pares de gafas te va a ser muy útil y te dará seguridad ante el supuesto caso de que pierdas o rompas una de las dos. Sin embargo, deberás comprobar muy bien la calidad de las mismas, ya que en muchas ocasiones tratan de darnos gato por liebre y, aunque parezca que nos va a durar el doble de lo habitual, finalmente nos duran la mitad.
    3. Atención a las financiaciones. Siguiendo la línea de los establecimientos, deberás tener mucho cuidado a la hora de aceptar financiaciones de las ópticas. Está claro que su misión es facilitar la compra al consumidor, pero evidentemente ellos también querrán llevarse una buena tajada de la transacción, llegando a sumar costes adicionales que, en un principio, no se iban a dar. Estudia muy bien las condiciones y decide si realmente son adecuadas para tu situación.
    4. Materiales de calidad. Habitualmente relacionamos una buena marca con una mayor calidad, aunque no siempre se suele dar. Deja a un lado las marcas de renombre y céntrate en la calidad de la montura y los cristales. Además, también deberás tener en cuenta escoger los materiales más duraderos, a los cuales podrás alargar aún más su vida útil con algunos trucos.
    5. Pide ayuda al oculista. Puede que en la óptica te estén recomendando complementos de los que tú nunca has oído hablar y de los que te están contando maravillas, pero quizá no los necesites. Habla con tu oculista de confianza y coméntale la situación para que te dé su opinión. Al fin y al cabo, ellos son quienes han inspeccionado a fondo tus ojos y saben lo que realmente necesitas. ¡Conseguirás ahorrar mucho eliminando complementos innecesarios!

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo al diccionario de las gafas, a la tendencia de las gafas noventeras y a las gafas de moda perfectas para la vuelta al trabajo.