Navidad 2016

Usos alternativos de la piedra pómez

Usos alternativos de la piedra pómez

Hemos encontrado varios usos alternativos de la piedra pómez y queremos compartirlos contigo. ¡Son muy fáciles y económicos!

    Usos alternativos de la piedra pómez

    Seguro que guardas una piedra pómez en el cuarto de baño y seguro que para ti solo tiene una función: eliminar las durezas de los pies. Por supuesto que sirve para eso, pero puedes darle otros muchos usos y rentabilizar así este producto de belleza que lleva usándose desde hace tanto tiempo.

    Se trata de una roca de origen volcánico áspera y con muy poca densidad que tradicionalmente se ha utilizado para eliminar la piel muerta de los talones y codos. Utilizarla en otras partes del cuerpo puede ser perjudicial para la piel, ya que podría irritarla y dañarla. Pero la piedra pómez tiene vida fuera del cuarto de baño. Te descubrimos sus usos alternativos:

    La piedra pómez puede ser la solución perfecta para uno de los problemas que más preocupan a los dueños de perros y gatos. Estos encantadores amigos sueltan grandes cantidades de pelo que se queda adherido a cojines, tapicerías, mantas, edredones… y en general a todas los textiles de la casa a los que se acerque nuestra mascota. Retirarlos puede convertirse en una auténtica pesadilla, a no ser que tengas una piedra pómez, claro. Pásala por la superficie del sofá y veras como se lleva los restos de pelo.

    La piedra pómez es muy porosa por lo que si la trituramos y la mezclamos con la tierra de nuestras macetas servirá para drenarlas con mucha más facilidad. Utilízala para plantas, como los tulipanes, que precisen de una tierra bien drenada para crecer.

    Esta solución te encantará porque es muy efectiva y muy económica. Toma un pedazo de piedra pómez y ponle unas gotitas de tu aceite esencial favorito. Colócala sobre un platito o un cenicero.

    Gracias a su porosidad, el aroma se dispersará por toda la casa. Hay otras maneras de hacer ambientadores caseros, ¡descúbrelas!

    Con el paso del tiempo es común que aparezcan ciertas manchas en el lavabo, el inodoro y la bañera. Y por mucho que frotes con todo tipo de estropajos y productos de limpieza no hay manera de que desaparezcan. Moja bien una piedra pómez y frota con ella la mancha que quieras eliminar, se irá en un momento.

    A todas nos ha pasado, tenemos un jersey que nos encanta y no queremos dejar de ponérnoslo. Pero si la lana no es de buena calidad, no tardará en salirle pelotillas, esas antiestéticas bolitas que aparecen en las zonas de mayor roce. Hay varios trucos para quitarlas, como pasar una cuchilla de afeitar e incluso, aparatos específicos para esta función. Pero quizá, la piedra pómez sea la más efectiva y también la más económica. Pásala en dirección contraria a la del punto de la lana. Cuando termines, elimina los restos con un rodillo recogepelusas. Quedará como nuevo.

    603

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares