Usos alternativos de las bebidas alcohólicas

¿No sabes qué hacer con esa botella que tienes en casa? Descubre qué usos alternativos puedes darle a las bebidas alcohólicas.

por , il

    Las bebidas alcohólicas suelen consumirse cuando salimos de copas, por lo que es habitual que al comprar una botella para una futura ocasión acabe guardada en un armario durante mucho tiempo. Si no sabes qué hacer con ellas, ¡no las tires! Te contamos algunos usos alternativos de las bebidas alcohólicas.

    1. Vodka

    Si tienes una botella de vodka abierta, utilízala para limpiar los cristales de las ventanas o los espejos del baño. No sólo eliminará los gérmenes, sino que también acabará con el moho y prevendrá su futura aparición.

    2. Whisky

    Antiguamente se utilizaba el whisky para combatir el dolor, y con razón. Es especial útil contra el dolor de muelas, por lo que si sientes alguna molestia sólo tendrás que mojar un algodón y dejarlo sobre la muela durante unos 7 u 8 minutos. Esto hará que se eliminen parte de los gérmenes y se reduzca momentáneamente el dolor.

    3. Tequila

    ¿Harta de los mosquitos y de sus picaduras? Echa un poco de tequila en un algodón y frótalo sobre la picadura. Su alto contenido en alcohol la desinfectará por completo y aliviará el picor durante un buen rato. ¡Una victoria contra estos molestos insectos!

    4. Coñac

    Con los cambios de temperatura o la llegada del invierno es normal que nos den algunos de los síntomas relativos al resfriado, como puede ser la tos. Para disiparla, mezcla un poco de coñac con una cucharada de miel o, en su defecto, por zumo de limón. ¡Notarás la mejoría inmediatamente!

    5. Cerveza

    Seguro que más de una vez te has encontrado antiguas joyas de oro en un estado bastante malo en cuanto a la limpieza. Para recuperar su brillo característico sólo tendrás que humedecer un trapo con cerveza rubia y secarla con un paño seco. ¡Nada más!

    6. Aguardiente

    Muchas mujeres sufren una caída frecuente del cabello. Aunque existen productos para evitarla, normalmente se recurre a remedios caseros. Uno de los más efectivos es utilizar aguardiente como tónico capilar durante un día a la semana.

    7. Vino

    El vino sirve para todo, y es que no sólo es capaz de mejorar nuestra salud bebiendo un poquito a diario, sino que también rejuvenece nuestra piel. Esto se debe a que contiene un componente muy utilizado en cosmética llamado ácido tartárico, el cual deja una piel suave y sedosa. Sustituye tu habitual tónico facial por vino durante unos días y compruébalo. ¡Quedarás impresionada!