Vaselina casera: Cómo hacerla paso a paso

No te pierdas esta receta de vaselina casera, sencilla de hacer y muy natural. Te lo contamos paso a paso.

por , il

    Vaselina casera: Cómo hacerla paso a paso

    Es uno de esos productos indispensables en nuestro hogar, ya que la vaselina tiene infinidad de usos, principalmente cosméticos, pero también médicos. La vaselina es un excelente hidratante y lubricante y es muy utilizada en la industria cosmética y farmacológica en la actualidad. Por todo ello, hoy queremos mostrarte todos los pasos para hacer vaselina casera natural. ¡Toma nota!

    ¿Por qué hacer una vaselina en casa?

    Antes de mostrarte la receta de la vaselina casera queremos contarte por qué hacerla en casa es una gran idea. Aunque la vaselina es un producto económico y de fácil adquisición, lo cierto es que la vaselina industrial está hecha con derivados petróleo, por lo que si te gustan los productos cosméticos naturales, desde luego este tipo de vaselina no es la mejor opción.

    Por ello hoy queremos te enseñamos a crear tu propia vaselina casera, con una receta a base de ingredientes naturales que te permitirá cuidarte de manera sana, natural y ecológica.

    Vaselina casera paso a paso

    Hacer tu propia vaselina en casa es muy sencillo y sólo te tomará un ratito de tu tiempo. ¡Apunta!

    Ingredientes para la vaselina casera

    • 30 gr. de cera de abejas: la cera de abejas tiene grandes propiedades hidratantes.
    • 200 cl. de aceites esenciales a tu elección: en función del uso de tu vaselina puedes elegir un aceite esencial u otro. Si te interesa, lee Aromaterapia: Seis aceites imprescindibles.

    Además, necesitarás dos ollas para baño María (una más pequeña que la otra), una espátula para remover y un tarro de vidrio para conservar la vaselina natural. Un truco: puedes utilizar tus tarros de cristal de cremas vacíos.

    Preparación de la vaselina natural

    1. Ralla o corta en pequeños trocitos la cera de abejas. Reserva.
    2. Coloca en la olla pequeña el aceite esencial a tu elección. Puedes usar aceite de oliva o aceite de almendras, dos tipos de aceites muy utilizados para la piel.
    3. Pon al baño María el aceite. Ya sabes, en una olla grande insertas un poco de agua y encima colocas la olla pequeña con el aceite. Deberás calentarlo a fuego lento.
    4. Mientras el aceite se va calentando añade poco a poco la ralladura de la cera de abejas, removiendo para que se deshaga lentamente y no se pegue ni se formen grumos.
    5. Una vez que toda la cera se haya disuelto en el aceite y se haya formado una pasta espesa homogénea retira la olla del fuego y coloca el producto en un recipiente de cristal con cierre hermético.

    ¡Ya tienes tu vaselina casera! Tan sólo deja que se enfríe a temperatura ambiente, un proceso en el que se cristalizará y tomará el espesor de una vaselina tradicional. Puedes utilizarla para muchos remedios caseros, para aliviar quemaduras, como lubricante o para hidratar de cuerpo, rostro y cabello.

    También te puede interesar: Calendario de limpieza: Cómo hacerlo y beneficios y DIY: Jabón de manzanilla y aceite de árbol de té