Velas de soja para dar masajes: Cómo hacerlas

Aprende a hacer tus propias velas de soja para dar masajes. ¡Disfrutarás de un momento inolvidable a un coste muy bajo!

por , il

    Velas de soja para dar masajes: Cómo hacerlas

    Acéptalo, de vez en cuando mereces darte un capricho que relaje tu cuerpo después de tanto trabajo. Sabemos que no siempre es posible por temas económicos, pero hoy te traemos una propuesta que te va a encantar. Te mostramos cómo hacer velas de soja para dar masajes. ¡Son muy baratas y un auténtico placer!

    Cómo hacer velas de soja para dar masajes

    Ingredientes

    Paso a paso

    1. Endereza las mechas.

      A la hora de comprar las mechas puedes comprar las que ya están preparadas u optar por las que se venden con la mecha y el portamechas por separado. En caso de que escojas la segunda opción, te damos un truco para que se mantengan rígidas: pon un poco de harina con agua al baño maría y, cuando esté fundido, baña las mechas y ponlas rectas sobre papel de aluminio.

    2. Coloca las mechas.

      Cuando se enfríen, estarán completamente rectas y podrás colocarlas en el interior del recipiente donde vayas a introducir la mezcla de la vela. Mídela y corta una longitud ligeramente superior a la altura del recipiente y colócala en el centro. Para centrarla correctamente, ayúdate de dos palillos para sujetarla.

    3. Haz la vela de cera de soja.

      Echa en un bol unos 40 gr de cera de soja y una pizca de manteca de karité y aceite de almendras. Ponlo todo al baño maría y déjalo hasta que se derrita. Cuando ya esté completamente disuelta, añade unas gotitas del aceite esencial que más te guste.

    4. Viértelo en el recipiente.

      Una vez todo mezclado, remueve bien el líquido resultante y viértelo con cuidado en el recipiente de vidrio. Una vez se derrita, tu vela de soja para masajes estará acabada y lista para disfrutar con tu pareja o con quien tú quieras.