Viajar a Japón: Cosas que no debes hacer

¿Estás pensando en viajar a Japón? Entonces apunta estas cosas que no debes hacer. ¡Su cultura es tan distinta que puedes meter la pata!

por , il

    Viajar a Japón: Cosas que no debes hacer

    Viajar a Japón es toda una experiencia. Ya no solo porque sus paisajes cargados de tradición y de flores de cerezo enamoran, sino porque su cultura es tan diferente a la nuestra que con una simple estancia conseguirás abrir tu mente. Su forma de relacionarse con el resto es muy peculiar, y es que algunos de nuestros gestos más afables pueden entenderse como un verdadero insulto. Si estás pensando en viajar a Japón, apunta las cosas que no debes hacer para tener una estancia libre de errores.

    Cosas que no debes hacer al viajar a Japón

    1. Hablar en voz alta. Los japoneses son muy silenciosos, por lo que elevar demasiado la voz va a hacerte ver como una auténtica maleducada. En las ciudades centrales como Tokio es más común toparse con turistas que arman más escándalo, pero nuestra recomendación es que siempre intentes tener la voz a un volumen medio o bajo.
    2. Tirar basura al suelo. Terminantemente prohibido. La mayoría de los japoneses son muy limpios, y es que en el propio colegio les enseñan a desempeñar correctamente las tareas de limpieza. Por ello, tirar basura al suelo se convierte en una falta de respeto grave ante los demás.
    3. Comer en la calle. A veces, comer fuera de casa o de un establecimiento es necesario, pero es preferible evitarlo. Esto se debe precisamente a que puedes ensuciar la calle o el lugar en el que te encuentras y, más tarde, hacer que otra persona se manche la ropa.
    4. Visitar por sorpresa. Si vas a viajar a Japón para hacer una visita a un conocido, lo peor que puedes hacer es llegar allí por sorpresa. Los japoneses realizan a diario muchísimas tareas, por lo que probablemente no tengan tiempo para atenderte y origines, incluso, una molestia para ellos.
    5. Entrar en una casa con zapatos. Como habrás visto en las películas y los dibujos animados, los japoneses se quitan los zapatos en la entrada de la casa y se ponen unas zapatillas para no ensuciar el interior de su hogar. Por lo tanto, que no te de vergüenza descalzarte y sigue las normas para no molestar a otras personas.
    6. Acercarte demasiado. La gente de sangre hispana tenemos fama de ser muy cercanos y afectuosos, y es que no nos cuesta apenas esfuerzo el darnos un abrazo o dos besos cada vez que nos vemos. Sin embargo, los japoneses son mucho más reservados en ese aspecto y bastará con inclinarte ante ellos o darles la mano para saludar. Asegúrate de no invadir el espacio vital de nadie y todos os sentiréis cómodos.
    7. Besar a tu pareja en público. Aunque esta norma no escrita está desapareciendo poco a poco, besar a tu pareja o mostrarte afectuosa con ella en público puede hacer sentir incómodos a los japoneses. Esto se debe a que entienden esos comportamientos como gestos más íntimos que no necesitan hacerse frente a nadie.
    8. Bloquear el paso en las escaleras mecánicas. En Japón, muchas personas tienen rutinas muy aceleradas que les obligan a correr para llegar a tiempo al trabajo o a una cita. Por ello, cuando subas en unas escaleras mecánicas sitúate siempre a la izquierda para dejar paso a quienes tengan prisa. Pero eso sí, en algunas ciudades cambia a la derecha, por lo que lo mejor es que observes cómo se posiciona el resto y los imites.
    9. Sonarse la nariz en público. Sonarse la nariz sonoramente es considerado en Japón como un gesto de mala educación del mismo nivel que lo que supone para nosotros que alguien eructe en público. Cuando tengas que hacerlo deberás ir a un cuarto de baño o, al menos, ocultarte como buenamente puedas.
    10. Compartir comida del mismo bol. Que dos personas metan sus palillos en el mismo bol es una falta grave de respeto, y es que este gesto es parte de los ritos funerarios. Para comer correctamente, cada uno debe tener su propio plato.
    11. Decir “chin chin” al brindar. Nuestra costumbre es decir “chin chin” al brindar, pero en japonés esta palabra se refiere a las partes íntimas masculinas. Por ello, adopta su forma de brindar y di “¡Kampai!”.
    12. Pedir que quiten un ingrediente del menú. Pedir un cambio en un plato del menú es una falta de respeto al cocinero, ya que él ha sido quien ha creado esa combinación de ingredientes para que el resultado sea el óptimo. Si hay algo que no te gusta, mejor pide otra cosa.
    13. Ayudar al taxista o a otro profesional. Cuando contrates los servicios de un taxi, por ejemplo, el conductor bajará rápidamente para guardar tus pertenencias en el maletero. En nuestro país ayudarle sería un gesto de buena educación, pero en Japón es todo lo contrario. De hecho, el taxista puede entender que le ayudas porque crees que no sabe desempeñar correctamente su trabajo. Esto mismo puede extrapolarse a cualquier otra profesión, por lo que debes tener cuidado.
    14. Dar propina. Al igual que ocurre con el caso de los taxis, dar propina en un restaurante o al recibir cualquier otro servicio es entendido como una falta de respeto por darle más de lo que se merece. En Japón lo que entendemos como propina ya viene en la propia cuenta y no debes pagar más.
    15. Exhibir tus tatuajes. A pesar de que Japón es uno de los lugares más seguros, sus habitantes tienen cierto miedo a los tatuajes porque eran el signo de pertenencia a algunas mafias. Aunque los tatuajes se están volviendo mucho más comunes, exhibirlos en público puede hacer sentir incómodo a más de uno.

    Si quieres aprender más sobre la cultura japonesa y sobre qué cosas puedes o no hacer en Japón, te animamos a que eches un vistazo al canal de Nekojitablog.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a los lugares más bonitos que visitar en Alemania y a los mejores lugares que visitar en Tailandia.