Navidad 2016

Vino: beneficios de un vasito al día

Vino: beneficios de un vasito al día

Una copita de vino tinto al día evita que nuestra sangre se coagule, mejora la circulación, evita trombosis y enfermedades coronarias

por en Ocio, Vino, Beneficios vino, Consejos Salud
Última actualización:

    Copita de vino

    Vino: beneficios de un vasito al día. El vino es una de las bebidas más antiguas. Gracias a las uvas, de las que España es un gran productor, tenemos este magnífico caldo que hace las delicias de muchos de los habitantes del mundo, principalmente de nuestra tierra. Siempre se ha comentado que el vino tiene multitud de factores muy positivos para la salud pero, ¿sabemos realmente para qué es bueno? Y ¿valen todos los tipos de vino? Principalmente es el vino tinto el que más propiedades tiene y en este artículo comentaremos que beneficios tiene tomarse todos los días una copita de este exquisito caldo en las comidas y sus propiedades más importantes. Ponte una copita de vino tinto y ¡sigue leyendo!

    Que la fruta es imprescindible en cualquier dieta sana que se precie, eso no ofrece ninguna duda. Y que pese a los azúcares que muchos de ellos llevan como los higos por ejemplo, son sanos y saludables y deberíamos de comer al menos de 2 a 3 piezas diarias. Para ello se ha puesto en marcha en la Comunidad Valenciana el método Bouquet, que anima a los niños a comer frutas y verduras para evitar la obesidad y tener todos los nutrientes esenciales para un correcto funcionamiento del cuerpo y mente.

    Otras frutas como el aguacate, por su grasa natural sirve como apoyo nutritivo para piel, pelo, cutis y por supuesto para la salud, ya que en ensalada o en diferentes platos es otro alimento indispensable.

    Y es que España es tierra de frutas buenísimas e importantes: las naranjas, manzanas, fresas y otras muchas más. Pero de todas ellas, hay una que nos ocupa este artículo y esa es: la uva. Y es que, gracias a esta fruta que crece en racimos preciosos en todas las tierras castellanas y riojanas principalmente, obtenemos uno de los caldos más cotizados y más bebidos a lo largo y ancho de la tierra: el vino.

    Como ya sabemos, el vino procede de las uvas. Estas una vez que se recogen de los majuelos, se limpian y se transforman en diferentes procesos hasta que se convierten en el caldo que conocemos.

    Después de unos meses de estar guardados en barricas en condiciones de climatización y humedad propios para su conservación y tratamiento salen a la venta para que todos podamos disfrutarlos.


    Todos los excesos son malos, y con el vino no íbamos a hacer una mención diferente, sin embargo está demostrado por cardiólogos y médicos investigadores que una copita de vino tinto al día tiene multitud de beneficios. Entre ellos:

    • Es muy bueno para las enfermedades del corazón, para las enfermedades coronarias, aterosclerosis y contra accidentes cerebrovasculares isquémico. Es decir, para problemas relacionados con la sangre, venas y arterias.
    • Impide la oxidación del colesterol LDL, el que todos tanto tememos por ser el colesterol malo que se deposita en las arterias. Sin embargo, aumenta el número de lipoproteínas en la sangre, lo que podríamos traducir como el colesterol bueno o HDL.
    • Disminuye el efecto nocido del tabaquismo ya que ayuda a la vasodilatación y a la relajación.
    • Produce una acción anticoagulante que promueve e impide la formación de coágulos de sangre que posteriormente pueden provocar trombosis.
    • Para personas con hipertensión, es sumamente favorable, ya que baja la presión arterial, sobre todo después de las comidas si durante ella hemos consumido un vasito de vino.
    • Al parecer el riesgo de padecer Alzheimer y el consumo moderado de vino están directamente relacionados y es que los investigadores consideran que el resveratrol, un componente del vino tinto, produce efectos neuroprotectores lo que hace disminuir la posibilidad de sufrir esta enfermedad.
    • No solamente como ingesta, sino también como tratamiento para la piel en diferentes spas, el vino rejuvenece, alisa y tensa la piel. Además, a través de su ingesta, sus vitaminas combaten el envejecimiento.
    • Ayuda a la asimilación de proteínas gracias a sus minerales y oligoelementos.

    En definitiva, un vaso de vino tinto al día mejora nuestra circulación impidiendo también las tan temidas varices, mejora nuestro ritmo cardiaco y facilita la absorción de todas las proteínas necesarias para un mejor rendimiento de nuestro cuerpo.

    ¿A qué esperas para servirte un vasito y disfrutar de sus beneficios?

    919

    ESCRITO POR PUBLICADO EN OcioVinoBeneficios vinoConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares