Los 20 alimentos más adictivos (Foto)

1 de 20
    ver más fotos
    http://www.ellahoy.es/ocio/fotos/los-20-alimentos-mas-adictivos_20473.html
    Pizza
    Pizza. El alimento más adictivo del mundo, después del primer bocado querrás acabar con todo. Es difícil dejar de pensar en la pizza con tus ingredientes favoritos.

    Pizza

    El alimento más adictivo del mundo, después del primer bocado querrás acabar con todo. Es difícil dejar de pensar en la pizza con tus ingredientes favoritos.

    Chocolate

    Chocolate

    El segundo alimento de la lista puede hacerte feliz y no solo por su sabor. El chocolate está íntimamente ligado a la hormona de la felicidad e incluso al deseo sexual. No hay que pasarse pero una onza de chocolate negro al día es incluso recomendable.

    Patatas de bolsa

    Patatas de bolsa

    Si hay en casa en prácticamente imposible coger solo una o dos y no terminarse la bolsa. La sal es altamente adictiva y esa textura crujiente las hacen irresistibles.

    Helado

    Helado

    Ya sea agosto o pleno diciembre, las amantes del helado siempre tienen reservas en el congelador. Pero ves con cuidado, porque incluso los bajos en calorías pueden ser perjudiciales si se toman sin medida.

    Patatas fritas

    Patatas fritas

    Volvemos al truco de la sal, solo que ahora le añadimos una gran dosis de aceite. Mójalas en kétchup, mayonesa o tu salsa favorita para que sea imposible dejar de comerlas.

    Hamburguesas con queso

    Hamburguesas con queso

    Una, dos o tres, parece que no hay fondo cuando se habla de hamburguesas con queso. Su adicción se ha comparado con la de la cocaína, por lo que debes tener cuidado.

    Refrescos azucarados

    Refrescos azucarados

    Sus altos contenidos en azucares y el proceso que pasan para darles esas burbujitas tan placenteras, hacen hasta los refrescos dietéticos uno de los alimentos más adictivos. Nunca debería formar parte de tu día a día ni sustituir el agua.

    Pasteles

    Pasteles

    Su dulzura, los colores brillantes y hasta la moda influyen para que los pasteles y los cupcakes sean uno de los postres más consumidos a día de hoy. La sensación de darle un bocado a la parte de arriba es totalmente irresistible.

    Queso

    Queso

    Manchego, Emmenthal, Parmesano, Roquefort… no importa la variedad, porque todos los quesos ganan una proteína durante su fermentación que les da efectos similares a los de una de las drogas más antiguas del mundo, el opio, volviéndolos increíblemente adictivos.

    Bacon

    Bacon

    Pocas cosas pueden superar el aroma y el sabor del Bacon crujiente. Existe ese momento, cuando sabes que hay Bacon friéndose cerca, en el que tu cuerpo prácticamente levita sin control como si fueras un dibujo animado clásico, siendo capaz hasta de levantarte de la cama en la peor de las mañanas.

    Pollo frito

    Pollo frito

    Cuando terminas con una pieza solo quieres a agarrar otra y sentir de nuevo ese sabor intenso y su textura tan crujiente. Pero a veces hay que tener la cabeza fría por que siendo uno de los alimentos más adictivos, si se come sin moderación, puede ser muy perjudicial para tu cuerpo.

    Bollería

    Bollería

    La ves en el escaparate con su tono dorado recién horneado y no puedes resistirte. La bollería contiene ciertas grasas y azucares que consiguen engancharte y que siempre quieras más.

    Palomitas de maíz

    Palomitas de maíz

    Ya sea en el cine o en casa, cuando coges una palomita de maíz hay que acabar con todas. La necesidad es imparable y prácticamente no te das ni cuenta. Pero cuidado que contienen un alto contenido calórico e incluso pueden provocarte problemas de pulmón al inhalar los vapores de la bolsa.

    Cereales

    Cereales

    Solos, con leche o frutas, no es difícil engancharse a comer cereales cada día. Aportan mucha energía y fibra lo cual es muy beneficioso, pero entérate bien de lo que comes porque incluso los dietéticos pueden engordar más de lo que crees.

    Golosinas

    Golosinas

    A nadie debería sorpréndele que las golosinas se encuentren entre los alimentos más adictivos del mundo. Debido a su altísimo contenido en azúcar cualquier niña ha sentido esa necesidad de ir al quiosco a por una fresa de gominola más.

    Filete

    Filete

    Las personas carnívoras conocen bien lo adictivo que puede ser un filete de carne y no solo por su sabor. A algunas, comer carne, puede proporcionales esa sensación de bienestar que otras personas sienten después de una taza de buen café.

    Frutos secos

    Frutos secos

    Aquí volvemos a juntar muchos de los factores más determinantes para una adicción: sal, grasas, textura crujiente y pequeño tamaño. Elige tu variedad favorita y te costará dejar de comerlos.

    Huevos

    Huevos

    Su incomparable sabor y la proteína que contiene, consigue que unos huevos siempre apetezcan. Ya sean hervidos, fritos o revueltos nadie le hace ascos al huevo.

    Crackers

    Crackers

    Crujientes y salados, muerde uno y cuando te quieras da cuenta te habrás acabado la caja. Úntalos con queso, mermelada o lo que más te guste y en grandes cantidades pueden convertirse en un problema.

    Agua

    Agua

    Y para terminar una sorpresa, el agua natural. Beber entre 1 y 2 litros de agua al día es beneficioso para tu cuerpo y está recomendado por nutricionistas. El problema es que puede llegar a atraparte como una adicción, y beber más de 3 litros diarios puede provocarte graves problemas de salud e incluso el coma.

    Galerías relacionadas