10 buenas razones para echarte un yogurin

Salir con un chico más joven que tú tiene muchas ventajas. Lánzate a la conquista de un yogurín, no te arrepentirás.

por , il - Última actualización

    10 buenas razones para echarte un yogurin

    Sigue el ejemplo de celebrities como Madonna, Demi Moore o Eva Longoria y lígate a un yogurín. Salir con un chico más joven que tú puede tener muchas ventajas. En Ella Hoy hemos encontrado 10 pero seguro que a ti te ocurren otras.

    Hacen que te sientas más joven

    Los hombres maduros suelen salir con chicas bastante más jóvenes que ellos. Y es que, rodearte de personas que tienen menos años que tú hace que empieces a sentirte como ellos, te contagian su entusiasmo y su forma de ver la vida.

    Tú eres la que manda

    No es que los jovencitos no tengan carácter, es que se fían de tu experiencia vital. Lo que para un hombre de tu edad son lastres emocionales, para ellos son posibilidades de aprender.

    Escuchan más

    Uno de los defectos más comunes en los hombres es su incapacidad para escuchar. Esto no te ocurrirá con un yogurín. Para ellos, eres como esa profesora de historia tan atractiva con la que todos tenían sueños eróticos. Todo lo que cuentas les parece interesante.

    Son más tiernos

    Los hombres de cierta edad se han criado de otra manera, teniendo que demostrar que son duros y ocultando sus sentimientos. Por suerte, las nuevas generaciones no han recibido la misma educación y están en contacto con sus emociones.

    Se cuidan más

    Los jovencitos van al gimnasio, no fuman, comen más sano y tienen un look mucho más cuidado. Es cierto que las canas pueden hacer muy atractivo a un hombre maduro, pero unos abdominales, como los del David de Miguel Ángel… no tienen comparación.

    Son más vigorosos

    Están menos estresados y cansados en general así que vuestras sesiones de cama serán mucho más intensas. Están más abiertos a experimentar y tienen un físico que les permite probar todo tipo de posturas sin cansarse.

    Son más divertidos

    Tienen menos preocupaciones así que siempre están dispuestos para todo. Se atreverán a ir a cualquier parte y a probar todo tipo de actividades emocionantes.

    La ilusión es contagiosa

    Tienen muchos sueños por cumplir, grandes esperanzas sobre su futuro y muchas cosas por hacer. Tu experiencia te dice que la mayoría se quedarán por el camino pero su espíritu es contagioso y al final, tú también empezarás a tener ganas de darle un giro a tu vida.

    Se adaptan a cualquier situación

    A medida que nos hacemos más mayores nos cuesta más aceptar los cambios. Los yogurines tienen la gran ventaja de que se adaptan mejor a los cambios de planes y se dejan convencer fácilmente.

    Están dispuestos a aprender

    Mientras que un hombre maduro cree que lo sabe todo sobre el sexo, el jovencito está mucho más dispuesto a que le enseñes como satisfacer a una mujer. Están deseando aprenderlo todo de la sexualidad femenina así que tendrás que ejercer de maestra y practicar a menudo con él.

    Viajes y vacaciones