10 cosas que debe saber quién esté con una persona sensible

Hay 10 cosas que debe saber quién esté con una persona sensible. Y es que son personas sensibles, empáticas, que necesitan ciertos comportamientos.

por , il

    10 cosas que debe saber quién esté con una persona sensible. Vivir con una persona sensible tiene muchas cosas buenas, como su dulzura o generosidad, pero también hay que saber que hay ciertas “contraindicaciones”, ¿quieres saber cuáles?

    Las personas sensibles se pueden describir como individuos dulces, calmados, tiernos, siempre dispuestos a ayudar y a poner la otra mejilla, pero en realidad no es oro todo lo que reluce. La sensibilidad llevada al extremo es positiva, pero también puede resultar exasperante, sobre todo para quien vive con una persona así. Hay que soportar los cambios de humor y tener cuidado con las discusiones de pareja, debido a su alta susceptibilidad. A continuación te damos una serie de consejos para que sea más llevadero y de esta manera evitar un drama innecesario.

    1.- Son básicamente nerviosas

    Tomar decisiones los lleva a un estado de ansiedad, así que mejor no forzarlos en este sentido, sino darles todo el tiempo necesario para tomar sus propias decisiones. En este punto también te servirán estos 12 consejos que los novios de las mujeres nerviosas deberían saber.

    2.- Se conmueven a menudo

    Son de lágrima fácil, cierto, pero de una manera un tanto exagerada. Para que se conmuevan, no es necesario nada extraordinario, una simple escena cotidiana les lleva a este estado, mientras que para el resto, sería algo de lo más normal.

    3.- Son observadoras

    No tanto para estar pendientes de todo lo que sucede alrededor, pero sí notan un simple cambio de tono, se ponen sobre aviso gracias a su instinto cuando hay tiranteces en el ambiente.

    4.- Les encanta trabajar solos

    Al ser tan sensibles y susceptibles, prefieren profesiones que requieren paz y soledad. Pero eso sí, normalmente, saben trabajar en grupo perfectamente.

    5.- No les gustan los ruidos fuertes

    Detestan los ruidos demasiado fuertes o aquellos molestos, ya que les encanta el silencio y los tonos de voz bajos. Eso sí, cuando se enfadan, también saben ser de lo más agresivas.

    6.- Saben buscar una discusión

    A parte de una cierta tendencia a la susceptibilidad, son muy agudos a la hora de buscar los defectos de otras personas. Saben sacar temas polémicos cuando algo no les parece bien.

    7.- Son comprensivas

    Nadie como ellos sabe ser comprensivo cuando se trata de escuchar y aconsejar a una persona que sufre. Son lo que se llaman personas empáticas, y pretenden que con ellas hagan lo mismo, si no, podrían sufrir.

    8.- Detestan las injusticias

    Cuando las viven en carne propia, puede que se queden en silencio, pero cuando son otros los que las sufren se enfurecen, superando incluso esa timidez que en otras ocasiones les frena.

    9.- Detestan las críticas

    A menuda adoptan una actitud complaciente para evitar ser criticados, ya que su manera de ser sensible, resiste mal la humillación. Les gusta agradar a los demás.

    10.- Odian las relaciones superficiales

    La palabra superficialidad no se incluye en su vocabulario, ellos quieren relaciones profundas y nada aburridas. Además, su chico tiene que implicarse en la relación, al igual que lo hace ella.