10 formas secretas de decir “Te quiero” de los hombres

¿Conoces las 10 formas secretas de decir "Te quiero" de los hombres? Seguro que aunque seas muy observadora, se te escapa alguna. En Ella Hoy te las mostramos una a una.

por , il

    10 formas secretas de decir “Te quiero” de los hombres. ¿Estás deseando que tu pareja te diga las ocho letras mágicas, pero no hay manera? Quizá ya te lo haya dicho, pero de una manera secreta, así que atenta a estos detalles que pueden decir mucho más de lo que parecen.

    Pequeños gestos, mimos, regalos, detalles aparentemente banales pero que, interpretados según la lógica masculina, revelan un profundo cariño. Se sabe de sobra que el lenguaje de hombres y mujeres no tiene nada que ver aunque hablen el mismo idioma, ya que si nosotras preferimos palabras más sensibles, los hombres más que pronunciar un “te quiero”, prefieren los detalles, aunque haya estudios que revelen los hombres se enamoran más fácilmente y dicen estas palabras con mayor frecuencia. Afrontémoslo aunque parezca materialista, hay ocasiones en las que regalar algo costoso no sólo es por el dinero, sino porque se traduce en sentimientos sinceros y reales. Por ello, nada mejor que descubrir estas 10 formas secretas de decir “te quiero” que tienen los hombres.

    1.- Hacer un regalo caro

    Hay quien los hace al principio de una relación sólo con la intención de conquistarnos, pero si la relación ya es estable, un regalo caro es un “te quiero” disfrazado. Y es que, a todas las mujeres nos gusta que nos sorprendan sin motivo con algo en la mano (sea más o menos caro) … ¿o no?

    2.- Besar con pasión

    Al igual que frases más importantes que un “te quiero” en una relación, este sentimiento también se puede demostrar mediante gestos, porque si bien en los inicios de una relación los besos siempre van a ser apasionados, con el paso de los años, este tipo de besos son extraños. Si el beso es apasionado, hay amor.

    3.- Darte muchos mimos

    Aunque los hombres no sean muy dados a las caricias o los mimos, cuando el corazón late con fuerza por la otra persona, se volverá (aunque ni él mismo lo sepa) más cariñoso, alargando los mimos y las caricias. ¿Por qué? Simplemente porque le importas, no por ninguna extraña razón.

    4.- Llevarte con sus amigos

    Los amigos son un tesoro, que en ocasiones, se mantienen lejos de las parejas, para evitar incidentes diplomáticos. Esto es así hasta que se encuentra a la mujer adecuada. Es decir, ya no tienen nada que esconder y todos sabrán que eres tan importante pata él que deberán respetarte al máximo. Además de que se divierte con todos al mismo tiempo.

    5.- Reír a carcajadas

    Esto es más fácil que pase con una amiga que con una novia, porque reír a carcajadas es algo que sólo ocurre cuando la complicidad es máxima. Sobre todo cuando ya habéis dado el paso de la convivencia y las cosas se vuelven más complicadas. ¿Tu chico lo hace?

    6.- Sonreír después de hacer el amor

    Es lo mismo que decir, qué bonito es tenerte cerca, cuando me gustas, eres la única mujer que adoro con el pelo revuelto y con el rostro cansado después de una noche movida. Y es que, con el paso del tiempo, el cariño se olvida después de una noche de pasión. Si todavía le quedan ganas para regalarte una sonrisa y hacerte una caricia… ¡le importas mucho!

    7.- Discutir con pasión

    Si discutir fervientemente es algo que puede suceder entre personas que están enamoradas o que no, muy diferente es discutir con pasión, ya que esto implica el deseo de enfrentarse, pero también un cariño recíproco.

    8.- Ceder al compromiso

    Por ejemplo, ceder el mando de la tele, dejar hablar sin cortarte, darte la razón porque te ha entendido o decirte que tu modelito es perfecto, aunque en realidad piense todo lo contrario.

    9.- Observarse en silencio

    Cuando un hombre te mira complacido, en silencio, es porque piensa que ha encontrado a la mujer adecuada. Son esos instantes en los que, a su modo, se sienten amados. Y es que, a veces sobran las palabras y este es un muy buen ejemplo de ello. Las miradas hablan…

    10.- Escuchar

    Escuchar a la mujer amada no significa estar en silencio pensando en cuándo acabará si no dejar que este pensamiento pase de los oídos a la mente y se quede ahí, es decir, escuchar de verdad lo que está diciendo. Porque cuando te importa una persona, te gusta escuchar todo lo que dice.