Navidad 2016

10 razones por las que no es malo tener relaciones durante el embarazo

10 razones por las que no es malo tener relaciones durante el embarazo

El sexo puede ser muy beneficioso durante el embarazo, y no solo para ti. La salud de tu bebé también mejorará.

    10 razones por las que no es malo tener relaciones durante el embarazo

    No es que no sea malo es que puede resultar de lo más beneficioso para tu salud y para la de tu futuro bebé. ¿No te lo crees? Aquí tienes 10 razones que demuestran que mantener relaciones sexuales durante el embarazo es de lo más saludable.

    El sexo es una fórmula infalible para luchar contra el estrés. El embarazo puede provocar mucha tensión para los dos miembros de la pareja, así que pasar un rato dedicándoos el uno al otro y obtener la satisfacción que produce el sexo puede ser beneficioso para los dos.

    Durante el embarazo se produce una transición en la pareja. Vuestra relación deja de ser el centro de todo y ahora el futuro bebé se convierte en el protagonista de vuestras vidas. Sin embargo, no debe interponerse entre vosotros. Tener relaciones sexuales hará que estéis más unidos (y enamorados) que nunca.

    Puede que los tres primeros meses hayan sido duros: nauseas, cansancio excesivo y muchos cambios físicos y emocionales, pero a partir del segundo tu libido subirá como la espuma y querrás tener sexo con mayor frecuencia.

    El embarazo tiene una gran ventaja, y es que hará que tus orgasmos sean más intensos y placenteros. ¿Por qué? Porque el riego de los vasos sanguíneos de la vagina aumenta y con ellos la sensibilidad de la zona.

    Siempre y cuando tengas una pareja estable y no tenga ningún problema podréis olvidaros de los preservativos por una temporada.

    Eso sí, pregunta a tu médico antes porque en algunas ocasiones se recomienda su uso para evitar posibles infecciones derivadas del semen.

    La actividad sexual hace los músculos de la vagina y el suelo pélvico estén más fuertes y se vayan preparando para el momento del parto. Cuando más fuertes sean menor dolor sentirás cuando por fin vayas a dar a luz.

    Piensa que durante el orgasmo se liberan sustancias que nos hacen más felices. Esas sustancias se encuentran en el torrente sanguíneo por lo que el bebé también las percibe.

    Como el suelo pélvico está trabajado, no solo resulta menos doloroso dar a luz sino que además te recuperaras antes de ese gran esfuerzo.

    Has engordado, tienes las piernas hinchadas… y no te sientes tú misma. El sexo y el cariño de tu pareja te ayudarán a verte y sentirte como siempre: atractiva y deseada.

    La barriga se interpone entre vosotros así que tendréis que ser creativos y probar nuevas formas de hacer el amor.
    El sexo durante el embarazo tiene muchos beneficios, sobre todo el oral, así que preparaos para disfrutar durante estos maravillosos 9 meses.

    632

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares