10 señales de que tienes un novio zombie

Si tu novio cumple algunas o todas estás características significa que estás saliendo con un auténtico zombie.

por , il - Última actualización

    10 señales de que tienes un novio zombie

    Si te sientes identificada con el título de la película Mi novio es un zombie entonces también lo harás con esta serie de características que distinguen a un tipo muy concreto de hombres, aquellos que parecen sacados de un capítulo de The Walking Dead. No obstante, hay algo en ellos que nos sigue pareciendo enternecedor o si no dejaríamos de considerarlos ‘novios’. ¿O no?

    Le hablas y no se entera

    Ya le puedes estar confesando una infidelidad con un actor famoso que dentro de diez segundos habrá olvidado todo lo que le has dicho.

    La TV le hipnotiza

    Sus ojos son incapaces de despegarse de lo que sea que esté viendo (da igual si es la final de la Champions o un capítulo repetido de Gas Monkey Garage).

    Su mirada está vacía

    No es que no sea romántico es que cuando te mira su ojos no dejan ver ni rastro de emoción alguna. Es totalmente inexpresivo.

    Los juegos le absorben

    Legue of Leyends, World of Warcraft, Call of Dutty o ‘el Fifa’ están en tu vocabulario habitual y eso que jamás de los jamases has jugado a ninguno de ellos. Sin embargo sabes que cuando tu chico no te coge el teléfono o ni te saluda cuando entras en casa, es porque está inmerso en una partida.

    El rito postcoital siempre incluye su tablet

    Si, porque aunque haya sido fantástico y tu pienses que habéis conectado a un nivel espiritual superior, en lo único en lo que él piensa después es en ponerse el último capitulo de ‘Narcos’ es su I-Pad.

    ‘Te queda bien’

    Es su respuesta para todo lo que le preguntes que guarde relación con tu look. Te cortas el pelo: ‘te queda bien’, te compras un vestido sugerente: ‘te queda bien’, te haces un tatuaje en la cara: ‘te queda bien’. ¡Y es que ni te mira para darte una respuesta!

    Lo más bonito que dice es ‘pásame el pan’

    Vale que no sea muy charlatán pero es que solo se comunica contigo cuando es indispensable para su supervivencia.

    Acaba con una bolsa de patatas en décimas de segundo

    Se las come como si fueran cerebros. Es capaz de tomarse una bolsa entera en el intervalo de tiempo entre que la coge del armario de la cocina y vuelve a su posición original en el sofá.

    Odia a los animales

    ¡Incluso a los cachorritos! No es que no quiera tener un perro en casa, es que si por él fuera se extinguirían todos menos las vacas y solo porque se hacen hamburguesas con ellas.

    Nunca limpia

    O al menos no lo hace por iniciativa propia. Sus toallas podrían salir andando solas y el chándal que se pone los domingos tiene las mismas manchas que cuando le conociste, ¡hace seis meses!

    No te pierdas: ¿A qué edad maduran los hombres? y Paso a paso: Cómo dejar de fijarnos en los chicos malos.

    Viajes y vacaciones