4 cosas que toda pareja debe saber

Toda pareja tendría que tener claros estos cuatro aspectos de las relaciones antes de lanzarse a dar un nuevo paso.

por , il

    Hay veces que nos precipitamos al dar determinados pasos en una relación de pareja porque parece que así se van a solucionar todos nuestros problemas. Sin embargo, seguir hacia delante sin una buena base solo complica más las cosas. También ocurre que, unos se atribuyen mucho más trabajo del que les corresponde en el hogar mientras que otros escurren el bulto… para que a ti no te pase nada de esto, hemos preparado una interesante galería que te ayudará a aclarar tus ideas.

    También te puede interesar: Más allá del sexo, ¿qué cuenta como infidelidad? y 3 problemas de pareja que no tienen solución.

    Casarte no soluciona los problemas

    Si tu pareja y tú estáis teniendo conflictos por algún motivo debéis saber que con una boda no se van a solucionar como por arte de magia. Los problemas seguirán ahí y estar casados no va a hacer otra cosa que añadir presión a todo el asunto. Hablad de ello y buscad una solución, seguro que ambos podéis ceder en algunos aspectos. Después, podréis plantearos si queréis o no pasar por el altar.

    Ni los hijos tampoco

    Tener hijos supone un gran cambio en vuestra vida y no es una decisión que haya que tomar a la ligera ni mucho menos esperar que ellos sean el pegamento de vuestra relación. Si algo va mal entre vosotros, un bebé no hará más que contribuir a que estéis más estresados, presionados e irritables. Además, a la larga será perjudicial para él, sobre todo si tiene que crecer rodeado de hostilidad y peleas.

    Casarse no es atarse

    El hecho de estar casados no significa que vuestra relación tenga que cambiar lo más mínimo. Cada uno de vosotros debe mantener su independencia, sus amistades y su propia personalidad. Muchas parejas, sobre todo los hombres, creen que al casarse se termina la diversión y no tiene por qué ser así. Los casados pueden salir con sus amigos, disfrutar del sexo y en general, hacer todo aquello que les guste.

    La casa y los niños son tarea de ambos

    Muchas mujeres tienen la idea de que ellas deben hacerse cargo de todo y cualquier cosa que hagan sus parejas es una ‘ayuda’. Al mismo tiempo, muchos hombres también tienen esa idea o no se encargan de desmentirla por su propia comodidad. Tanto las tareas de la casa como el cuidado de los niños son responsabilidad de ambos por igual. Ninguno debe hacer más o menos que el otro.

    Viajes y vacaciones