5 juegos eróticos para despertar la pasión en tu pareja

Estos cinco juegos harán despertar vuestra pasión en un abrir y cerrar de ojos. ¿Preparada para probarlos todos?

por , il

    5 juegos eróticos para despertar la pasión en tu pareja

    Despertar la pasión es tan sencillo como llevar a cabo estas cinco prácticas pre-sexuales tanto dentro como fuera del dormitorio. Échale imaginación y déjate llevar porque hay montones de posibilidades para que nunca os canséis del sexo. Haciendo cosas nuevas y probando estos juegos convertirás cada día en una experiencia única.

    También te puede interesar: Aumentar líbido: ¿Es posible? y Afrodisiacos naturales para mujeres para aumentar la libido.

    Baño de espuma

    Será una propuesta que no podrá rechazar. Llena la bañera y vierte en ella aceites esenciales o una burbuja de baño para hacer espuma. Coloca velas por todo el cuarto de baño, apaga las luces y ten cerca una botella de champán con dos copas. Al estar los dos desnudos, en el agua caliente, con los cuerpos rozándose por la falta de espacio será imposible que vuestra libido no se ponga a 100.

    Strip pocker

    Si os gustan los juegos de mesa o de cartas podéis introducir esta variante por la cual quien pierde la partida o la ronda debe deshacerse de una de las prendas que lleve puestas. Así, os iréis desnudando poco a poco e irá subiendo la temperatura. Aunque os hayáis visto desnudos cientos de veces, dará resultado.

    Masaje relajante

    Puede que al principio tu chico no esté muy dispuesto a darte un masaje, pero si se lo das tú antes a él, no podrá negarse a corresponderte. Los aceites de masaje irán despertando vuestros sentidos a la vez que relajan vuestros músculos y poco a poco iréis entrando en un estado mental de desconexión y erotismo que os llevará inevitablemente a la cama.

    Relatos y cartas

    No subestimes el poder de la palabra y de la anticipación para poneros a tono. Podéis leer relatos eróticos juntos o si tienes una vena creativa sin explorar, también puedes escribirlos tú y dejárselos a tu chico en forma de carta o de email. De esta manera, los leerá mientras no esté en tu compañía y no podrá esperar a llegar a casa para que hagas realidad las fantasías con las que le has deleitado.

    Cosquillas eróticas

    No se trata de que hagas reír a tu pareja a carcajadas con una sesión de cosquillas. Aunque son divertidas, no conseguir despertar la libido, que es tu objetivo. Para ello, sustitúyelas por roces leves con la yema de tus dedos por sus zonas más sensibles: los costados, el cuello, los antegrazos… o juega con una pluma. El sentido del tacto se pondrá en acción y despertará los centros de placer.