5 prácticas para mejorar la sexualidad de la pareja

Llegados a cierto punto de la relación es normal que la llama empiece a apagarse. Descubre cómo puedes evitarlo con estos consejos.

por , il

    En la vida de toda pareja llega un momento en el que por una razón o por otra, el sexo deja de ser tan excitante como al principio. Si tu momento ha llegado y no sabes qué hacer para solucionarlo, en Ella Hoy te damos cinco ideas para devolver la pasión a tu dormitorio. Empieza a probarlas desde esta misma noche porque te aseguramos que funcionan.

    También te puede interesar: ¿Bailar en pareja reaviva la pasión? y 10 cosas que pedir a tu marido que aún no tienes.

    Juego de seducción

    Tranquila porque no tienes que disfrazarte de enfermera ni nada parecido. La seducción empieza desde que llegáis a casa después de trabajar. Saluda a tu pareja con un beso, lento, apasionado y que le deje sin aliento. Bésale como lo hacías cuando empezasteis a salir. Su libido subirá como la espuma. Después, dedícale miradas picantes cuando estéis preparando la cena.

    Hablad de vuestros deseos

    La comunicación es una parte muy importante del sexo y nunca hay que dejarla de lado. Lo mejor es que inicies una conversación casual cuando dais un paseo o vais en el coche. Nunca le digas lo que quieres que te haga cuando ya estéis en la cama, pensará que está haciéndolo mal y que no te satisface. Proponle probar algo nuevo en otro ambiente y estará más que dispuesto a probarlo en casa.

    Crea el momento

    Las tareas de la casa, el trabajo, los niños… todo parece ser más importante que vuestra vida sexual y al final esta se va quedando en un segundo plano y hace que la relación se deteriore. En lugar de justificaros con la escasez de tiempo, cread el momento. Salid a cenar, dedicaos un rato cada día a hablar de vuestras cosas… al final todo surge de forma natural.

    Haz deporte

    Los psicólogos coinciden, el deporte es la única actividad beneficiosa para cualquier tipo de patología. Así que no es descabellado pensar que puede ser muy útil a la hora de mejorar la vida sexual de una pareja: hará que te sientas mucho más sexy y que los niveles de placer aumenten cuando vayáis a la cama.

    Acepta tu cuerpo (y el suyo)

    No hace falta tener el trasero de una modelo para disfrutar de tu sexualidad. Tu cuerpo es como es y cuanto antes lo aceptes más feliz serás (en el dormitorio y fuera de él). Olvida los estereotipos y sé tu misma. Aplica este mismo principio a tu pareja y dile lo mucho que te gusta. A lo mejor tiene barriguita pero sus manos o sus ojos te vuelven loca. Haz que lo sepa.