5 tips prácticos para comunicar en pareja según Mindfulness

Haz que vuestra relación vaya muy lejos con estos útiles consejos. ¡Conseguiréis una comunicación perfecta!

por , il - Última actualización

    Las consecuencias del estrés no recaen únicamente sobre nosotras mismas, sino que nuestra forma de hablar y actuar se alteran, convirtiendo a nuestra pareja es una víctima colateral de nuestro nerviosismo. Es necesario detenerse y analizar la situación, de modo que seamos capaces de expresarnos correctamente para sentirnos bien tanto nosotras mismas como nuestro entorno. Te contamos 5 tips prácticos para comunicar en pareja según Mindfulness.

    Te recomendamos que también eches un vistazo a los 5 libros para mejorar tus relaciones de pareja.

    No exijas: Pide

    Exigir supone una conducta agresiva que puede llegar a intimidar a nuestra pareja, haciéndole sentir obligado a hacer ciertas cosas. Preguntar si puede hacerlas y pedirle relajadamente su ayuda es mucho más efectivo. Con este método no sólo te prestará su ayuda encantado, sino que lo harás sentir valorado.

    No acuses: Pregunta

    El estrés puede derivar en actitudes destructivas que llegan a dificultar la comunicación. Una de ellas es la crítica o la acusación, que surge cuando culpas a tu pareja de algo que no te gusta sin haber reparado en las circunstancias. Este comportamiento por tu parte provocará que se ponga a la defensiva o te ataque, mientras que preguntar qué ha pasado realmente y escuchar su versión fortalecerá vuestros lazos y fomentará la comprensión mutua.

    No hables sólo desde tu punto de vista: Valora la situación

    Decir lo que sientes es muy útil para fomentar la comunicación, pero no es excusa para justificar tu comportamiento. Detente a valorar la situación y saber qué estás diciendo, cómo lo estás diciendo, cómo te sientes y qué efecto tienen tus palabras y gestos sobre tu pareja. Tras valorarla, tienes que decidir si vas a seguir por ese rumbo o cambiarlo, teniendo en cuenta todo esto y las circunstancias en las que os encontréis.

    No generalices: Trátalo como un individuo particular

    No te gusta que te traten como una mujer más, ¿verdad? Pues a él tampoco le hace ilusión que afirmes que es igual que todos los hombres, porque lo único que consigues es que se sienta infravalorado y poco querido. Tratar cada una de sus preocupaciones o cualidades fijándote en las exclusividades que presenta te ayudará a aceptarlo y valorarlo sin tener en cuenta al resto del mundo.

    No acumules negatividad: Resuelve los problemas

    Lo peor que puede hacerse en una relación es no tratar los problemas cuando aún son pequeños. Una buena comunicación es indispensable para cualquier pareja, y es que la acumulación de pequeños roces hace que se guarde rencor y negatividad, provocando la ruptura. Así que anímate a contarle ese pequeño problema que tienes, porque seguro que juntos seréis capaces de resolverlo.

    Viajes y vacaciones