6 diferencias entre el enamoramiento y el amor

Enamoramiento y amor no son la misma cosa.Si quieres aprender a diferenciarlos, no te pierdas el artículo.

por , il

    El enamoramiento y el amor, son dos conceptos totalmente diferentes. Si quieres aprender a identificar cada uno, nosotros te descubrimos 6 diferencias entre ambos.

    Mientras que el enamoramiento puede quedar en una fase y algo puntual, el amor es para toda la vida. Es importante aprender a diferenciar entre ellos puesto que en la mayoría de ocasiones percibimos el enamoramiento pasajero con amor de verdad, y al desaparecer este al poco tiempo quedamos desilusionados. Incluso puede darse el caso en el que este sentimiento pasajero haga tomar decisiones equivocadas en cuanto a relaciones futuras y presentes. Para aprender a diferenciarlos, no te pierdas este artículo.

    Irracionalidad.-

    Una de las principales diferencias entre un sentimiento real y uno inducido, es la irracionalidad de las decisiones, en el enamoramiento sentimos un deseo a estar en actitud amorosa sin valorar aspectos fundamentales como la compatibilidad, situación o proyección de futuro en común.

    Sexo.-

    La percepción del sexo es muy diferente en uno u otro caso, en el enamoramiento se siente un deseo sexual irracional e incontenible hacia la otra persona, que actúa en nuestro cerebro produciendo sustancias químicas que crean dependencia hacia la situación.

    Duración.-

    En el caso del enamoramiento, la extinción del sentimiento se produce en un breve espacio de tiempo, que puede ser el comprendido entre el inicio del deseo y el logro de conseguir mantener relaciones sexuales con la persona. Una vez desaparecida la sensación tan sólo queda un vacío enorme.

    Físico.-

    Otro de las aspectos clave en un enamoramiento es que la mayor parte de la atracción recae en la parte física y por este mismo motivo es más vulnerable. Esto no significa que en el amor, no exista este tipo de atracción, sino que sólo es una de las características a combinar.

    Afecto.-

    El amor es percibido por quien lo vive como un afecto incondicional por la otra persona, de tal manera que se clasifica a esta como un miembro de la familia en el orden de prioridades emocionales. Además otro rasgo característico, es que se realizan expectativas en común.

    Seguridad.-

    Es importante no confundir la seguridad ofrecida por la paz y serenidad que aporta el amor verdadero a nuestra vida emocional, con la rutina. El hecho de ser feliz de forma continuada no es más que la señal de que esa persona que te hace sentir así de segura es tu media naranja.

    Viajes y vacaciones