6 razones para salir con un chico tatuado

Te mostramos 6 razones para salir con un chico tatuado. ¿Quieres saberlas? Seguro que te sorprenderá más de una. ¿Cambiarás de opinión al leerlo?

por , il

    Hay 6 razones para salir con un chico tatuado porque, seamos sinceras, el tatuaje es tan genuino que no nos podemos resistir aunque queramos. Sin embargo, al ser conquistadas por un hombre con tatuajes en la mayoría de su cuerpo, es siempre un acierto. Es más, siempre provoca en nosotras uno u otro efecto que, a primera impresión, le da un aire de duro, valiente, y dispuesto a desnudarse. Pero es que, además, los hombres tatuados, no sólo lo hacen por estética, sino también por sus pensamientos.

    Si hace tiempo te mostramos las razones para salir con un hombre con barba, hoy le toca el turno a los tatuados. Sigue leyendo, no te arrepentirás…

    1.- Lo verás venir

    A pesar del aire de misterio que nos ofrece un hombre tatuado, seguramente no tendrás demasiadas cosas que preguntarle ya que, las marcas en su cuerpo, dicen mucho acerca de él. Así que vete familiarizándote poco a poco con los significados simbólicos de los tatuajes para tener una idea de lo que tienes delante. Seguro que si te paras a pensar, ni te habías dado cuenta de lo mucho que dice sin hablar.

    2.- Todos os mirarán

    Si necesitas una inyección de vida y autoestima, y te gustaría destacar entre la triste banalidad, sal con un hombre tatuado, te aseguramos que no pasará desapercibido, sobre todo si tiene la mayor parte de su cuerpo tatuado o lleva alguno en zonas extrañas como la cara, la nuca, la cabeza

    3.- Es o ha sido un rebelde

    Si el tatuaje para las nuevas generaciones más joven es probablemente una moda como otra cualquiera, para los que ya superaron hace tiempo este período supuso un gesto de rebeldía. Pero si hoy en día, en su cuerpo no hay rastro de piel desnuda… aún lo sigue siendo. Eso sí, muchos de esos rebeldes podrán sorprenderte más de lo que piensas, siendo capaces de hacerse tatuajes dedicados a los hijos.

    4.- No es rencoroso

    Un hombre que se ha atrevido a tatuarse el nombre de una ex es necesariamente una especie en extinción de hombres no rencorosos. Aunque finalmente esa historia no acabó bien, hubo un tiempo en el que estuvo convencido de que podría pasar el resto de su vida con ella, y simplemente eso, dice mucho de él.

    5.- Tiene un carácter fuerte

    Si su tatuaje no es el resultado de una noche con alto contenido de alcohol o tal vez una moda pasajera o una apuesta, seguramente sea un tipo de carácter fuerte. Y es que, aunque parezca a simple vista divertido y simpático, en el fondo sabe lo que quiere. En resumen, un hombre potencialmente justo.

    6.- No tiene miedo del dolor

    Tendemos a creer que sólo las mujeres tienen miedo de tatuarse, pero no olvidemos que los hombres no son siempre más valientes que nosotras. Un hombre que es capaz de hacerse más de un tatuaje, no tiene miedo al dolor, y es decidido.