7 cosas que no veías cuando estabas enamorada

El amor es ciego y hay muchas situaciones de las que no eres consciente mientras este dura pero cuando se cae la venda...

por , il

    7 cosas que no veías cuando estabas enamorada

    Cuando una está enamorada hay muchas cosas que pasa por alto, bien porque no les da importancia o bien porque su cerebro decide ponerlas en segundo plano. El amor es ciego y una de las ventajas de que se acabe es que se cae la venda que llevabas en los ojos y empiezas a percibir la realidad tal y como es. Estas son las cosas de las que no te dabas cuenta mientras el amor ha durado.

    También te puede interesar: 5 señales de que nunca has estado enamorada de verdad y 10 cosas que no te importan cuando estás enamorada.

    Venís de mundos diferentes

    Puede que fuerais del mismo barrio pero lo cierto es que vuestra forma de ver las cosas no tiene nada que ver. Lo que para ti es un disparate él se lo tomaba con total tranquilidad y viceversa.

    El sexo no era tan bueno

    Lo hacíais porque es lo que se supone que teníais que hacer, pero en realidad, no terminabais de conectar bien en la cama. A cada uno os gustaba una cosa diferente y ambos aceptabais hacerlo al modo del otro de vez en cuando, pero a ninguno os impresionaba demasiado.

    No es tan guapo

    Es una de las principales características del amor, que te nubla la vista y hace que veas las cosas de otro modo. En realidad, él no se parece a George Clooney, solo tiene unas cuantas canas y lleva traje, por obligación, a la oficina.

    No hacíais buen equipo

    Siempre dicen que los opuestos se complementan, pero en vuestro caso erais tan opuestos que en lugar de beneficiaros de lo mejor del otro, os pasabais el día discutiendo.

    No sientes interés por sus aficiones

    Te ha hablado miles de veces de coches de carreras pero no recuerdas ni un solo dato de los cientos que te dijo… y probablemente a él le pase lo mismo sobre los cuadros de Monet de los que le hablaste en aquella cena.

    Tener gustos diferentes os distancia

    Creías que no era así, que si ibas a ver películas de artes marciales cuando a ti las que te gustan son las de Wes Anderson, os hacía estar más cerca, comprenderos. Pero al final, el hecho de no tener cosas en común ha acabado con vuestra relación.

    No sabe cocinar

    Te hacía la cena creyéndose el mismísimo Joan Roca, pero en realidad, sus canapés de mortadela tenían poco de cocina de vanguardia. Siempre presumías ante tus amigas de que cocinaba bien, pero ahora te das cuenta de que sus lentejas se parecían más al cemento armado que a un buen guiso.