Navidad 2016

7 señales de que estás atrapado en el amor vainilla

7 señales de que estás atrapado en el amor vainilla

Te contamos todo lo que tienes que saber sobre el amor vainilla y te desvelamos las señales para que descubras si estás atrapado en él

por en Amor, Pareja, Placer, Seducción
    7 señales de que estás atrapado en el amor vainilla

    El sexo o el amor vainilla es aquel que se define como rutinario, clásico e incluso aburrido. Puede darse cuando llevas unos meses de relación o cuando llevas 30 años y se caracteriza porque el sexo se vuelve algo mecánico y la pasión pierde su protagonismo. En EllaHoy te contamos todo lo que tienes que saber sobre el amor vainilla y te decimos cuáles son las señales que indican que puedes estar atrapado en él, no te lo pierdas que te puede ser muy útil.

    Hay quien lo define así: Es como si vas a una heladería donde hay montón de sabores nuevos y exóticos y tú escoges el clásico helado de vainilla de siempre. Te conformas con algo sencillo y seguro en lugar de probar otra cosa que te haga vibrar. Todo lo contrario al emergente BDSM, donde las técnicas de dominación, sumisión y sexo atrevido y salvaje están bien presentes. Si quieres saber más acerca del BDSM, haz clic aquí.

    El sexo vainilla va más allá de la típica posición del misionero, también incluye el sexo oral, la posición de perrito… La clave está en que el sexo se vuelve algo mecanizado y monótono, sólo se practica una vez en ese día y la pasión y la sensualidad tan anheladas se pierden. Las repeticiones dejan de existir, la pareja siente como que ya ha cumplido y no necesitan más. La seguridad y el aburriendo del sexo mecanizado entra en conflicto con los juegos sexuales que te darán orgasmos increíbles. La rutina se hace con el protagonismo y la sorpresa y la espontaneidad abandonan su papel. A continuación te mostramos las 7 señales para saber si estás atrapada en el amor vainilla:

    1. Lo hacéis solo una vez

    Tienes sexo con tu pareja una sola vez en ese día, no repetís, ni os importa no hacerlo.

    2. La rutina

    Sientes que el sexo se vuelve algo programado y mecánico dejando de lado la pasión.

    3. Encuentros esporádicos

    Disminuyen las ocasiones en las que practicáis sexo, cada vez son menos los encuentros y más cortos.

    4. Las posturas

    En vuestros encuentros sexuales no falta la postura del misionero.

    No hay nada nuevo ni emocionante, se pierden las ganas de explorar.

    5. Piensas en el sexo con otros hombres

    No, no es motivo de infidelidad, es señal de que sientes pasión, pero el sexo con tu pareja se ha vuelto aburrido y te das cuenta de que necesitas hacer algo para cambiarlo, algo nuevo que probar con tu chico para recuperar la pasión.

    6. Los besos

    Los besos apasionados, las caricias llenas de sensualidad, pierden cada vez más su tan bien merecido protagonismo.

    7. La simplicidad

    La sensación y las ganas de querer tener el mejor sexo de tu vida, dejan paso a una simplicidad y a una rutina aplastantes, te dejas caer en un marco de seguridad y te conformas con eso.

    Reflexionemos un poco, vamos a verlo desde otro punto de vista bien distinto: No tiene nada de malo mirar a los ojos a tu hombre, sobretodo si hay amor y hacerlo lento, da igual en que postura y disfrutar del momento. No todo se basa en hacerlo colgados de una lámpara, con posturas imposibles y usando cuantos más instrumentos sádicos mejor. Se trata en encontrar el equilibrio y la satisfacción y en este campo está claro que a cada uno le gusta una cosa. El amor vainilla solo supone un problema cuando se convierte en aburrido y mecánico, cuando se hace como haces cualquier otra cosa en tu vida, sin una pizca de pasión y de sensualidad.

    ¿Entonces que puedo hacer para evitar caer en esto? Puedes empezar a probar a hacer cosas diferentes y sencillas, por ejemplo: Deja que tu chico te vende los ojos, seguirá siendo amor vainilla según la definición que hacen muchos, pero te dará un placer único al no saber por donde van a venir las caricias, por donde va a deslizar sus dedos…

    También te puede interesar: Teoría del amor de Sternberg: ¿En qué fase amorosa estás? y Infidelidad virtual: ¿Tontear por Internet es infidelidad?

    942

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AmorParejaPlacerSeducción

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares