8 fantasías eróticas que no debemos practicar

¿Cuáles son las 8 fantasías eróticas que no debemos practicar? Te las enumeramos una a una a continuación para que se te quiten las ganas si alguna vez has pensado en probarlas...

por , il - Última actualización

    8 fantasías eróticas que no debemos practicar. ¿Quién no ha tenido una fantasía erótica o ha pensado en imitar alguna de una película? Pues te vamos a echar por tierra algunos de estos mitos, porque hay determinadas fantasías que es mejor no poner en práctica.

    Hay muchas fantasías para hombres y mujeres que son coincidentes, bien porque las han visto en una película, se las han imaginado, etc. pero es que el resultado no es tan bueno como parece o como nos imaginamos, pudiéndonos llevar una desilusión. Para evitarte este mal trago, te vamos a contar las 8 fantasías eróticas que no debemos practicar.

    1.- Hacer el amor sobre la lavadora

    Sin lugar, es una de las posturas sexuales que parecen mejor de lo que son, porque además de incómoda, ya que su superficie no es la más adecuada, el hombre siempre es más bajo o más alto de la altura de la lavadora, así que el resultado es bastante desastroso, por muy bien que parezca en las películas.

    2.- Hacer el amor en el mar

    ¿Quién no ha visto una película en la que los protagonistas dan rienda suelta a su pasión en el mar, rodeados de arena? Pero ten en cuenta que en las películas nada es real, y una vez que lo pruebes, verás que la pasión se cambia por la incomodidad, la humedad y sobre todo, las miradas indiscretas.

    3.- Hacer el amor en público

    A muchas personas puede parecerles excitante ser vistos mientras se acuestan con sus parejas, ya sea en el cine, en el parking, en un avión… pero lo cierto, es que una vez que hayas comenzado, vas a estar más pendiente por si alguien te descubre, que de disfrutar de la situación.

    4.- Hacer el amor en un baño público

    Seguro que en una noche de locura se te ha pasado por la cabeza aprovechar el baño del bar para dar rienda a tu pasión. Es incómodo, poco privado y con poca higiene.

    5.- Hacer el amor con un desconocido

    En las películas, con una simple mirada, se dicen todo y de repente, pueden estar haciendo el amor con un desconocido, con el que sólo han intercambiado una mirada. Puede resultar excitante, pero en la realidad, sólo puedes llevarte un susto, y más en los tiempos que corren, o acabar totalmente desilusionada. No te arriesgues…

    6.- Hacer el amor en la bañera

    Rosas, velas, champán, ¿quién no lo ha visto en una película y ha querido hacerlo con su pareja? Puedes probarlo si tienes en casa una bañera grande de hidromasaje, pero si se trata de los modelos tradicionales, si una persona no está del todo cómoda, imagínate dos… además, la mezcla de la espuma y las pompas, no es tan placentera como parece.

    7.- Experimentar con el Kamasutra

    Si quieres probar con este sensual libro, está bien, pero hazlo con las posiciones más sencillas, porque si das un paso más, y no eres equilibrista, puedes acabar con unas posturas donde no sabrás donde tienes ni los brazos ni las piernas, y por supuesto, la pasión habrá desaparecido. Además, podríais haceros daño, no apures al límite.

    8.- Hacer el amor destruyendo todo

    La pasión irrefrenable, donde no podéis parar y tiráis todo lo que encontráis a vuestro alrededor, sólo es posible en las películas, porque en la realidad, te vas a arrepentir de todo lo que has roto.

    Viajes y vacaciones