Afinidad química: Qué es y señales en la pareja

Te contamos cómo mantener la atracción natural que existe en tu relación de pareja

por , il

    Afinidad química: Qué es y señales en la pareja

    La afinidad química se define como la “atracción natural” que se da entre dos elementos logrando así un equilibrio perfecto entre ambos. Algo que se logra mediante la aptitud y el trabajo de dichos elementos; pues bien, en las relaciones de pareja ocurre algo similar, solo que en lugar de equilibrio hablamos de compatibilidad. Presta atención porque hoy, en EllaHoy, te contamos todo sobre Afinidad química: Qué es y señales en la pareja, no te dejará indiferente.

    Qué es la afinidad química

    Según la experta en psicología Mila Cahúe, la afinidad química o química del amor, son los procesos hormonales que se originan cuando dos personas entran en contacto físico. “Es algo muy particular y determina la compatibilidad en muchos sentidos (olor, tacto, etc.), incluso en el reproductivo”, explica Cahúe; y es esa misma química la que hace que las sensaciones de placer se activen en el cerebro y esos dos sujetos se deseen cada vez más. Y dentro de esta explicación tan racional, intervienen las facetas más irracionales; mediante la ciencia podemos analizar qué ocurre en nuestro cerebro cuando nos gusta alguien, cuando sentimos esa atracción que nos vuelve locos, esa locura que pasa sin más, que no analizamos y que simplemente sentimos.

    Afinidad química: Señales en la pareja

    ¿Cuáles son las señales inequívocas de que existe química en una pareja? ¿Qué es lo que nos hace ser complementarios con nuestra pareja? ¿Cómo se mantiene el deseo para siempre? A continuación te decimos cuáles son las señales que nos desvelan si de verdad existe química en una relación de pareja.

    Se complementan

    Antes os adelantábamos que para que dos elementos tengan afinidad es necesario la aptitud y el trabajo de ambos. Pues para que una relación sea duradera y la pasión siga viva, es vital que cada uno sepa lo que necesita el otro y quiera dárselo. La autora del libro Faltas graves contra el amor romántico, Ángela González, explica que hay que: “Vivir de manera que sea complaciente para ambos; por supuesto, es obligado que la formula se aplique mutuamente. Ser pareja es ser significativo para el otro, complementarlo”. Algo que, obviamente, no siempre es fácil de lograr. ¿Puede la pasión durar enteramente si atendemos a las necesidades básicas del otro? La respuesta es rotundamente sí.

    Están en contacto físico

    Las parejas que tiene afinidad química, tienen el deseo diario de tocar la piel del otro, no necesariamente con intención sexual. Basta con unas caricias, con un abrazo; es decir, las ganas de sentir la piel del otro sobre la tuya. Dicen que la oxitocina es la hormona de la felicidad y también del amor, una hormona que es liberada la estar en contacto físico con el ser amado.

    Son positivos

    Disminuir la negatividad y aumentar la positividad es algo básico para mantener la química en la pareja. Y para ello hay que tratar de evitar la culpa, la actitud defensiva, el desprecio y la actitud evasiva; los llamados 4 Jinetes del Apocalipsis, que según el Doctor Gottman terminan por estropear la relación. Más que buscar culpables hay que buscar soluciones; en lugar de una actitud defensiva, hay que tener una activa; el lugar de desprecio, hay que tener palabras de apoyo y en vez de una actitud evasiva, hay que tener una postura de escucha y de comprensión hacia el otro miembro de la pareja. Hasta las críticas más duras, dichas de una manera positiva, pueden dar grandes resultados.

    Se sienten correspondidos

    Para mantener la llama del amor viva, cada uno en la pareja debe sentir que es correspondido por el otro. No solo se trata de decir al otro con palabras que le queremos, hay que demostrarlo a diario con hechos y con pequeños gestos.

    Quieren mantener la pasión

    Muchos autores dicen que la pasión solo dura los dos primeros años de relación, y hay otros que dicen que la pasión se acaba cuando se dejan de hacer las cosas que la mantienen viva. Si quieres que la pasión se mantenga en tu relación, tienes que alimentarla para que siga viva. Si dejas de sonreír, la alegría se apaga; si dejas de hacer el amor, dejas de sentir placer y si dejas de lado la pasión y las pequeñas cosas que la hacen posible, desaparece para siempre.

    Su buscan

    Y se desean y es esto lo que diferencia a una pareja con una química latente, de una que mantiene más una relación de amigos. Cuidarse, verse atractivo para que tu pareja también te vea así y las pequeñas sorpresas, son algunas sencillas cosas que se pueden hacer para que el deseo no caiga en el olvido.

    Se sienten queridos

    Las parejas que tienen una química excelente en sus relaciones, se sienten queridos y amados. Las dudas y las inseguridades se dejan de lado, para dejar paso una relación estable en la que la escucha activa, la compresión y el amor más puro son los protagonistas indiscutibles. Algo que solo se puede lograr a base de trabajo mutuo, confianza y seguridad.

    Seguro que después de leer estas líneas entiendes algo mejor cómo se produce la afinidad química entre las parejas; y recuerda, nada como la complicidad y el esfuerzo mutuo para mantenerla como el primer día.

    También te puede interesar: El pensamiento que cambiará tu forma de hacer el amor y 10 pequeños cambios que mejorarán tus relaciones íntimas

    Viajes y vacaciones