Amor maduro: Así es enamorarse a los sesenta años

El amor maduro tiene unas características muy particulares, te contamos cómo es enamorarse a los sesenta años.

por , il

    Amor maduro: Así es enamorarse a los sesenta años

    El amor no tiene edad, pero se vive de forma diferente cada vez y conforme pasan los años cambia mucho nuestra forma de afrontar este sentimiento. Cuando nos hacemos algo más mayores, tendemos a dejar de creer en el amor. Pero esto no es así, se puede vivir intensamente inclusive a los sesenta años. Te contamos cómo vivir el amor maduro.

    ¿Dónde encontrar el amor a los sesenta años?

    d

    De la misma manera que hoy en día lo más habitual para encontrar pareja es hacerlo a través de aplicaciones de dating o de encuentros para solteros, esto también puede y debe extrapolarse a edades posteriores. Existe una gran cantidad de páginas que son para personas más maduras y que pueden ayudar a encontrar el amor. De todas formas, si, se es reticente a la tecnología, otra buena opción son las tradicionales agencias matrimoniales que pueden llegar a ser muy eficientes.

    Un lugar muy bueno también para encontrar pareja a una edad más avanzada, son los viajes para mayores. Apartando el cliché equivocado de estos viajes son para ancianos que van a disfrutar de un espectáculo o algo así. Hoy en día, existen muchos encuentros viajes para solteros o viudos mayores de sesenta años que tienen las mismas ganas de divertirse que una persona de 20, en los que se organizan bailes, se va de discotecas y se hacen incluso concursos de belleza o juegos un poco más picantes.

    ¿Cómo vivir el amor a los sesenta años?

    Enamorarse a una determinada edad implica una serie de precepciones sobre la pareja que no está presentes en un amor más lozano. Algunas de las premisas más importantes a tener en cuenta en un amor maduro son las siguientes:
    • Compañía: Lo más importante de cualquier relación de amor es la complicidad y la compañía, pero a estas edades se magnifica mucho más, se valoran más los pequeños detalles, los gestos más insignificantes. La experiencia hace que los gestos cobren mucho más valor y las palabras no signifiquen tanto.
    • Diversión: Aunque parezca mentira, la diversión es el punto más importante de los amores maduros. Esa persona especial, tiene que ser capaz de sacarte siempre una sonrisa y por supuesto, hacerte disfrutar la época más feliz de tu vida.
    • Compromiso: Las vicisitudes y las dudas no tienen cabida en el amor maduro, es necesario adquirir un compromiso con la pareja de forma mucho más profunda que durante edades más tempranas, la edad descubre a la persona qué es lo que busca y lo que no busca en otra persona, y el amor maduro es el mejor momento para aplicar todo lo aprendido y no fallar.
    d

    Enamorarse de forma madura

    El amor es algo espectacular y maravilloso a cualquier edad, por esto mismo si tienes una edad madura con más motivos debes estar abierta al amor y a sentir cosas especiales. La vida es muy bonita y lo más inteligente es saber aprovechar todas las oportunidades que esta te ofrece. El amor a los sesenta puede llegar a ser mucho mejor que a los veinte.