Ansiedad sexual: Qué es y cómo evitarla

La ansiedad sexual es un problema bastante importante, si quiere saber cómo evitarla no te pierdas el artículo.

por , il

    Ansiedad sexual: Qué es y cómo evitarla

    La ansiedad sexual es algo que puede hacer peligrar las relaciones sexuales de cualquier pareja. Es algo delicado de tratar y sobretodo algo que debe intentar evitarse por todos los medios para que las relaciones sexuales sigan siendo placenteras y para que se mantenga una continuidad en ellas. A continuación te descubrimos qué es exactamente la ansiedad sexual y cómo puedes evitar que aparezca.

    c

    ¿Qué es exactamente la ansiedad sexual?

    La ansiedad sexual es un tipo de ansiedad asociada a las relaciones sexuales que suele aparecer principalmente en hombres y que está relacionada con el hecho de no poder satisfacer a la mujer.

    Si el chico piensa que tendrá una eyaculación precoz o que no sabe gestionar las necesidades de su pareja, la presión generada por la autocrítica le llevará a un estado de nervios y a una ansiedad permanente relacionada al sexo. La ansiedad sexual puede aparecer por varios motivos: miedo a la falta de erección, miedo a eyacular demasiado pronto, miedo a no saber qué cosas le son placenteras a la pareja e incluso miedo a tener un miembro pequeño o demasiado grande.

    Por suerte, la ansiedad sexual es algo que puede solucionarse de forma sencilla, ofreciendo un clima de confianza en el terreno sexual a la persona que la sufre. Generalmente, basta con hablar con tu pareja y hacerle ver que sus miedos no son reales y que tiene toda nuestra confianza.

    b

    ¿Cómo evitar la ansiedad sexual?

    La ansiedad sexual es algo que puede evitarse fácilmente si se siguen una serie de consejos o tips para evitar que se genere el miedo que puede llegar a causarla. Algunos de estos consejos son los siguientes:

    • Hablar con tu pareja de sus preocupaciones, para conocer dónde está la raíz del problema.
    • Darle prioridad a las caricias y mimos antes de la penetración, haciendo que este se sienta seguro.
    • Hacer ejercicio (ayuda a que ambos os veáis mejor y os sentáis mejor con vosotros mismos)
    • Buscar estímulos externos que ayuden a tu pareja a relajarse durante el acto. (por ejemplo: la música)
    • Masturbarse en pareja para aprender bien los tiempos y reacciones de ambos.
    • Eliminar toda aquella idea que pueda producirle miedo.
    • Aumentar la confianza mutua hablando sobre sexo.
    • Conseguir que imagine las relaciones sexuales como algo placentero, que va a salir bien.

    Ganar a la ansiedad sexual

    Muchas veces eliminar la ansiedad sexual es tarea fácil, si se tranquiliza a la persona que la padece y se le hace sentir segura en el terreno sexual. Habla con tu pareja, mantened charlas sobre sexo, hazle ver que no sucede nada mal y que no hay nada que esté haciendo mal, y sobretodo demuéstrale que lo quieres. Así que ya sabes, ternura y a volver a disfrutar del sexo.

    b