Asertividad en pareja: Cómo aprender a decir que no

Decir que no puede salvar tu relación de pareja, te contamos los detalles

por , il

    Asertividad en pareja: Cómo aprender a decir que no

    Aprender a decir que no dentro de la pareja es algo muy importante que puede marcar la diferencia dentro de la relación, por supuesto hay que saber en qué forma es apropiado decir que no y cuál es la mejor manera de afrontar determinadas situaciones. A continuación, te descubrimos cómo ser asertiva dentro de la pareja y cómo aprender a decir que no.

    ¿Qué significa ser asertiva dentro de la pareja?

    Ser asertivo es la postura más apropiada en las relaciones interpersonales de todo tipo, ya que consiste en saber respetar la opinión de los demás de manera que estos no se sientan ofendidos, pero al mismo tiempo no ceder a sus deseos y hacer valorar tu opinión.

    La mayoría de las personas adoptan una postura agresiva (hacer respetar sus opiniones únicamente) o una postura pasiva (satisfacer los deseos de los demás) pero alcanzar el equilibrio (la postura asertiva) a veces es más complicado de lo que parece.

    No saber decir que no, o la postura contraria (no ceder nunca a las exigencias de los demás) hace que la relación no funcione en la manera que debiera y se convierta en una relación de dominación o de sumisión. Ser asertivo consiste en formular el siguiente planteamiento: Entiendo tu postura, pero considero lo siguiente, ¿cómo ves llegar a un punto intermedio?

    Esta estructura a la hora de expresar los sentimientos hace que la otra persona se sienta totalmente respetada y tenga a la par en consideración tus opiniones, de tal manera que se consiga un equilibrio perfecto dentro de la pareja.

    ¿Cómo aprender a decir que no?

    Aprender a decir que no es un primer paso muy importante hacia la asertividad y el equilibrio responsable dentro de la pareja.

    Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no siempre tenemos que acceder a los deseos de la otra persona para que esta nos quiera, nos valore o nos respete. El verdadero amor, es incondicional y acepta las opiniones distintas a las propias.

    Intenta, decir que no a aquellas cosas que antes hacías solo por contentar a tu pareja, pero sin intentar ofenderla y tampoco diciendo absolutamente a todo que no ya que está claro que al final, una pareja exige algún tipo de sacrificio.

    En cuanto veas que tu pareja acepta perfectamente alinearse a tus exigencias, irás adquiriendo confianza para poder expresar tus opiniones sinceras libremente sin tener ningún miedo a las represalias.

    Control del no

    Decir que no siempre es algo igual de malo que no saber decirlo, tienes que tener cuidado porque la línea que separa la sumisión de la dominación es muy delgada y puede cruzarse de forma más que fácil.

    Intenta encontrar una postura asertiva que os garantice el amor y que os haga volver a enamoraros todavía más el uno del otro.

    Viajes y vacaciones