Beneficios sexuales de ser madre

La sexualidad femenina se convierte en tabú en el momento en que nos convertimos en mamás. ¿Por qué nadie habla de los beneficios sexuales de ser madre?

por , il

    Beneficios sexuales de ser madre

    Con el nacimiento del bebé se acabó el sexo“, “los recién nacidos son la causa principal de las rupturas de pareja“, “olvídate del sexo durante el primer año de maternidad“. Mitos, estereotipos y más mitos. ¿Quién ha dicho que ser madre no tiene beneficios sexuales? Es cierto que el mundo de los padres (sobre todo de los primerizos) cambia completamente con el nacimiento de un bebé, pero es el momento de transformar las creencias negativas en verdades positivas que cualquier madre puede experimentar (y padre, por supuesto). Toma nota de todos los beneficios sexuales de ser madre.

    Tu vagina se expande

    No sabemos por qué existe un fetichismo hacia las vaginas pequeñas, apretadas y jóvenes, si cualquier madre sabe que una vez que el bebé sale por el canal uterino, la vagina se convierte en el mejor instrumento sexual para cada mujer. Aumenta la sensibilidad, la vagina se expande permitiendo el famoso orgasmo vaginal y desaparece el dolor ante el coito que muchas mujeres sufren durante su juventud.

    De hecho, muchas mujeres que se convierten en madres aseguran que los orgasmos son mucho más fáciles, intensos y placenteros tras el parto, incluso las que se volvieron una especie de cachondas sexuales durante el embarazo. Por cierto, lo de que las mujeres embarazadas son mucho más sexuales también es un mito, depende de la mujer.

    Aprendes a amar tu cuerpo

    Ya es hora de que transformemos las cadenas culturales acerca de los cuerpos de las mujeres embarazadas y post-parto. Muchas mujeres saben esto, porque con suma valentía se enfrentan a sus propios miedos y deciden conocer su cuerpo más allá de los estereotipos cuando se embarazan o se convierten en madres. La auto-exploración es un ejercicio muy habitual entre las madres, lo que las ayuda a conocerse mucho mejor en el ámbito de su sexualidad (véase formas de masturbarse más placenteras e innovadoras) Y es que sentirnos sexys y sensuales no tiene nada que ver con el tamaño de nuestros senos o nuestra barriga, sino con una paz interior que cuando una madre alcanza, nada puede arrebatársela.

    Tienes superpoderes, también sexuales

    ¡Exacto! Cuando nos convertimos en madres somos extremadamente felices. El común de los mortales (que no han sido padres o que han vivido su mater-paternidad desde un aspecto negativo) piensa que el único trabajo de los padres es estar cambiando pañales todo el día y no dormir. Ciertamente, los primeros meses de vida estamos mucho más cansadas que cuando no éramos madres, pero la intensa alegría que se experimenta al haber creado una vida es indescriptible. Sin olvidar que el acto de concebir supone una noche de intensa pasión. Es una satisfacción tan profunda que, mezclada con el cambio hormonal, te da una especie de superpoderes que antes no habías identificado en ti misma, también en el ámbito sexual.

    Desaparecen las infecciones

    Muchas mujeres aseguran que tras el parto desaparecen las infecciones urinarias y vaginales que solían padecer. Y es que tras tener un hijo quedamos totalmente renovadas, literalmente. De hecho la frecuencia de infecciones post-parto de mujeres que tienen partos naturales es tan sólo entre 1-3%, mientras que la de las mujeres con cesáreas aumenta hasta un 85%.

    El “no poder” tiene su morbillo

    En vez de tomar una actitud negativa porque tenéis un huésped en la habitación que demanda todo vuestro tiempo, disfrutad de la acumulación de apetito sexual que esto implica. Muchas parejas de padres y madres saben esto y aprovechan cada momento al máximo, con un sexo de mayor calidad que cuando no tenían hijos.

    Y es que en realidad, nosotras creemos que la idea de que el sexo disminuye con la llegada de un bebé es una de las consecuencias negativas de la modernidad (con las que a veces nos topamos sin darnos cuenta). Y si no piensa en esa abuela que tuvo 12 hijos, uno tras otro, hasta los 40 años. Un claro ejemplo de que ser madre tiene muchos beneficios sexuales.

    También te puede interesar problemas que son tabú del primer mes de maternidad y beneficios de tener orgasmos.