Navidad 2016

Beso de Singapur: El truco para tener orgasmos más intensos

Beso de Singapur: El truco para tener orgasmos más intensos

Aprende a conseguir orgasmos súper intensos con la técnica milenaria del Beso de Singapur. Requiere práctica pero merece la pena.

por en Hacer El Amor, Pareja, Placer, Curiosidades pareja
Última actualización:
    Beso de Singapur: El truco para tener orgasmos más intensos

    ¿Has oído hablar del ‘beso de Singapur’? Quizá te suenen más algunos de sus otros nombres: pompoir, kabazza o toque de flauta. ¿No? Pues se trata de una técnica sexual milenaria (se cree que nació en la India hace más de 3.000 años) que puede proporcionarte los orgasmos más intensos de tu vida si la controlas bien. Aquí tienes algunos trucos para que te inicies.

    No te pierdas: Sexo tántrico: todos los secretos para mejorar tus orgasmos y Orgasmo femenino: 10 cosas a tener en cuenta si no puedes llegar al orgasmo.

    Es una técnica sexual basada en la contracción del músculo pubocoxigeo durante la penetración. Para llevarla acabo, el hombre debe permanecer quieto, la mujer debe colocarse encima, en la posición de la amazona o de lado. Ella será la encargada de realizar todo el trabajo, pero en lugar de moverse de arriba a abajo o de forma horizontal, lo único que debe hacer es contraer ese músculo.

    De esa forma, y con bastante práctica, se pueden llegar a conseguir orgasmos súper intensos tanto para el hombre como para la mujer. Para ellos, la sensación es similar a la que obtienen durante el sexo oral (pompoir significa succionar en francés), pero mejorada. Para ellas, se convierte en una combinación de los tres orgasmos que son capaces de sentir: el del clítoris, el vaginal y el poco común orgasmo uterino.

    También se supone que los orgasmos duran más tiempo de esta manera.

    Para que todo vaya como debe y no se ponga a ninguno de los miembros de la pareja en peligro, hay ciertas precauciones que se deben utilizar más allá del uso de preservativos. La vagina debe estar bien dilatada y lubricada, para ello nada mejor que unos preliminares extensos, y si es necesario, el uso de un lubricante comercial. No lo hagas una vez que el hombre haya eyaculado porque puede mantener la erección activa y ser muy doloroso para ellos.

    En general, hay que practicar bastante para hacer el beso de Singapur, pero con práctica todas pueden dominarlo. Hay algunas mujeres que nacen con una habilidad especial para ello (circulan ciertas historias sobre la amante de un rey de Francia que dicen que era bastante habilidosa).

    Si no perteneces a este último grupo tranquila, porque la realización de los ejercicios de Kegel habitual puede ayudarte a conseguirlo. En general, cualquier tipo de ejercicio que realices cuya misión sea fortalecer el suelo pélvico te ayudará a dominar el pompoir como nadie.

    522

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Hacer El AmorParejaPlacerCuriosidades pareja

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares