Navidad 2016

Celos de mis amigas: ¿Qué los motiva?

Celos de mis amigas: ¿Qué los motiva?

Celos de mis amigas: ¿Qué los motiva? Los pequeños triunfos de nuestras amigas, a veces provocan en nosotras una sensación muy similar a los celos que experimentamos hacia nuestra pareja. ¿A qué se debe?

por en Celos, Crisis de pareja, Pareja, celos obsesivos, celos patológicos
Última actualización:

    amigas

    Celos de mis amigas: ¿Qué los motiva? Normalmente el problema de los celos los asociamos a una relación de pareja, pero también pueden producirse dentro de una relación de amistad. Muchas veces creemos que son una cosa normal a la que no hay que prestar atención, pero los celos dentro de la amistad pueden ser igual de perjudiciales que los celos en la pareja, e, incluso, provocar la pérdida de una persona muy importante para nosotros. La amistad debería ser más importante que cualquier sentimiento de celos, pero, a pesar de ello, en ocasiones experimentamos envidia por los logros de nuestras amigas, ¿por qué?

    Como ocurre en el caso de nuestra pareja, los celos aparecen por el temor de perder algo importante. Cuando nos hacemos amigos de una persona, pasa a tener mucha importancia para nosotros y comenzamos una relación profunda con ella, en la que también creamos una dependencia hacia ella. Esto es lo que provoca en nosotros inseguridad ante la posibilidad de perderla.

    Los hechos concretos que motivan este sentimiento son muy variados. Van desde un simple piropo que le dirijan hasta que ella comience una relación. Asimismo, puede ser motivo de celos el que una amiga nueva se una al grupo y que nos sintamos sustituidas.

    Nunca nos ponemos celosos sin motivo y, aunque nos cueste reconocerlo en la mayoría de las ocasiones, sabemos cuál es la razón que provoca el que nos sintamos así.

    En cuanto a cómo debemos actuar ante ellos, es importante ser conscientes de que los celos los creamos nosotras mismas, en ningún caso la persona objeto de nuestro sentimiento tiene la culpa. Además, podemos tomar algunas medidas.

    • Reflexionar acerca de la situación y de si tenemos razones para sentirnos así. En este análisis debemos valorar también la relación de amistad que nos une con esa persona y todos sus aspectos positivos.
    • En el caso en el que pensemos que estas sensaciones podrían perjudicar nuestra amistad, ha llegado el momento de hablar con ella. Descríbele cómo te sientes y seguro que entre las dos encontráis una salida para este problema. Como en el caso de las relaciones de pareja, la comunicación es la gran solución.

    No hay que olvidar tampoco que, aunque estos celos son bastante habituales, las primeras perjudicadas somos nosotras, así que hay que atajar el problema cuanto antes.

    482

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CelosCrisis de parejaParejacelos obsesivoscelos patológicos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares