Celos sin motivo: ¿Por qué aparecen?

Conoce cuáles son las principales causas por las que surgen este tipo de celos que no tienen ningún fundamento y que pueden destruir una relación de pareja.

por , il - Última actualización

    Celos sin motivo: ¿Por qué aparecen?

    Los celos pueden acabar destruyendo a una pareja. Sentir desconfianza hacia el hombre o mujer con la que compartes tu vida es un grave problema y más cuando esa persona no nos da ningún motivo para sospechar que pueda estar engañándonos. Una obsesión por mantener a toda costa a tu amor que puede provocar el efecto contrario al deseado y que la pareja>, harta de los reproches y las acusaciones que no tienen ninguna base real, decida apartarse. Es necesario hacer frente a los celos y evitar que terminen con una relación, para lo cual es importante conocer cuál es el origen de los celos sin motivo.

    Causas que originan los celos sin motivo

    Son varios los motivos por los que pueden aparecer celos sin motivo. ¡Toma nota!

    • Falta de autoestima: La principal causa de tener celos sin motivo es la inseguridad. Cuando una persona no se valora a sí misma y no tiene una gran autoestima, piensa que no merece a la persona que está con ella y que por este motivo puede irse en cualquier momento de su lado, ya que es fácil que encuentre a alguien mejor.
    • Temor a que la relación no funcione: Algunas personas comienzan a tener celos sin motivo cuando por algún motivo temen que su relación se deshaga. Muchas veces, los motivos de una crisis en la relación pueden ser otros, pero paradójicamente la persona busca “motivos ocultos” como la infidelidad que son más fáciles de identificar.
    • Malas experiencias previas: Haber tenido una mala experiencia en una relación anterior puede provocar que la persona tenga celos injustificados. Muchas personas que sufren infidelidades no consiguen superar la sensación d efrustración previamente a su siguiente relación, generando una desconfianza continua en otra persona.
    • Ser controlador y posesivo: Las personas posesivas también sufren este tipo de celos ya que sienten que su pareja es propiedad suya y no entienden que el otro pueda tener una parte de su vida independiente de su relación y en la que ellos no participen. Muchas veces, las razones de este tipo de celos posesivos se deben a un aprendizaje patriarcal acerca de las relaciones de pareja y el amor.
    • Una niñez marcada por la desconfianza: Cuando en la niñez sólo se experimenta que los vínculos no son sólidos y que pueden no ser confiables, estas experiencias pueden marcar a la persona que se defiende ante su pasado con una reacción celosa sin motivo. Por ejemplo, un divorcio relacionado con la infidelidad o un matrimonio que continúa tras una infidelidad pero no lo supera.

    Ahora que ya conoces las razones de los celos sin motivo es el momento de hacerlos frente y superarlos. Lo ideal es sentarse a hablar con calma con la pareja que los sufre o si eres tú quien los sientes, expresarlos sin discusiones ni dramas. Muchas veces, este es un primer paso para su desaparición. Si persisten y están generados por traumas del pasado, la niñez o por una actitud patriarcal es importante buscar ayuda con un profesional capacitado para comenzar a enfrentar las causas de estos celos sin sentido. En los casos de celos patológicos, es necesario que ambas partes de la pareja entiendan que este problema está intoxicando su relación. Asimismo, es muy recomendable fomentar una buena comunicación de pareja para aumentar la confianza entre ambos.

    También te puede interesar: Terapia de pareja: Cómo superar los celos patológicos y Señales de que eres celosa patológica

    Viajes y vacaciones