Navidad 2016

Celos: ¿Son necesarios en una relación?

Celos: ¿Son necesarios en una relación?

Celos: ¿Son necesarios en una relación? Los celos es un sentimiento muy complejo y, si bien es cierto que pueden hacer mucho daño en una relación, a veces pueden ser necesarios para mantener la ilusión o demostrar el interés hacia tu pareja.

por en Celos, Pareja, celos obsesivos, celos patológicos, Consejos Pareja
Última actualización:
    Celos: ¿Son necesarios en una relación?

    Celos: ¿Son necesarios en una relación? Los celos son uno de los sentimientos más habituales dentro de una relación amorosa. El miedo de perder a la persona amada provoca que nos sintamos indefensos y nos pongamos a la defensiva. La mayoría de las veces no ayudan a la relación, sino todo lo contrario, pero, ¿quién no ha sentido celos alguna vez? Inconscientemente creemos que nuestra pareja nos pertenece y, de ese sentimiento de exclusividad, nacen los celos. Hay quien dice que constituyen el mayor peligro de una relación y quienes defienden que, en pequeñas dosis, revitalizan la pareja. ¿Tú qué crees?

    Los celos son un sentimiento que se presta a una doble interpretación. Por un lado, el tener miedo de perder a la persona a la que amamos puede ser síntoma de que nuestro amor es enorme, pero no nos olvidemos de que los celos estropean muchas relaciones.


    Todas las relaciones son distintas, por lo que los celos también lo son y no se puede afirmar que los celos son buenos o malos de manera taxativa.

    Existen parejas y personas para las que la ausencia de celos se debe interpretar como una falta de interés del otro miembro de la pareja, por lo que, en esos casos, una pequeña muestra de celos sí sería necesaria. Además, en muchos matrimonios, los celos de vez en cuando pueden ayudar a que los miembros de la pareja estén más comprometidos con mantener la ilusión de los primeros años.

    En personas algo más independientes y a las que le cuesta estar inmersas en una relación estable, los celos pueden tener el efecto contrario y, al notar cualquier síntoma de este sentimiento en su pareja, quiere salir corriendo.

    Lo que sí se puede afirmar de manera contundente es que cuando los celos dejan de ser esporádicos y pasan a ser normales, llegando alguno de los miembros dela pareja a tomar medidas extremas como revisar la ropa del otro, su móvil… solo pueden hacer daño a la relación. En esos casos de celos patológicos hay que buscar una solución al problema.


    Si eres una persona celosa, te habrás dado cuenta de que quien peor lo pasa eres tú mismo. Si no sabes cómo ponerle freno a la situación, aquí tienes unos consejos para que trates de controlar tus celos.

    • Diferencia lo real y lo imaginario. Analiza los hechos y no lo que te imaginas que ha pasado. Es muy importante para tener cierta perspectiva sobre la situación. Muchas veces los celos aparecen sin motivo, y tu imaginación puede ser la causa.
    • Deja espacio a tu pareja. los expertos defienden que cuanto más celosa sea una persona, menos culpable se siente su pareja si la engaña. Del mismo modo, si tu pareja te deja espacio, es más probable que tengas interés en no perder esa confianza y no hagas nada para destruirla.
    • No amenaces y usa siempre el diálogo como primera medida.
    • Enfréntate a tus miedos y a tus puntos débiles. Conocerlos y analizarlos te hará comprender por qué te sientes así y poner solución al sentimiento de celos, al menos en parte.
    • En el caso de que no consigas controlar tus celos, habla con tu pareja y pide ayuda a un profesional.

    Es cierto que los celos son un sentimiento inevitable y que, en contadas ocasiones, puede dar vitalidad a la pareja pero cuando dejan de ser puntuales y se convierten en una costumbre, hay que ponerles remedio.

    736

    ¿Soy celosa? [TEST]

    Pregunta 1 de 10

    ¿Qué sientes ante la idea de ser traicionada?

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CelosParejacelos obsesivoscelos patológicosConsejos Pareja

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares