Cena de Navidad con mis suegros: Consejos para salir airosa

Este año te toca cenar con tus suegros en Navidad y te pones tensa de sólo pensarlo. No te preocupes, te damos algunos buenos consejos para salir airosa.

por , il

    Cena de Navidad con mis suegros: Consejos para salir airosa

    El año pasado te libraste pero este año no tienes escapatoria. Te toca cenar en Nochebuena con tus suegros y ¡no te apetece nada! Y es que no todas las nueras se llevan a las mil maravillas con los suegros, quizás has tenido algún roce durante el año, pero está claro que la Navidad no es el momento para destapar trapos sucios. Te damos unos buenos consejos para salir airosa en la cena de Navidad con tus suegros.

    Haz meditación antes de ir a casa de tus suegros

    Quizás parezca un poco exagerado, pero si vas con la mente despejada y relajada seguramente tendrás una mejor actitud durante la cena, no te importarán los comentarios fuera de lugar y disfrutarás de los demás miembros de la familia, incluso quién sabe, también de tus suegros. En EllaHoy te recomendamos Yoga Nidra para calmar tu mente.

    Ten una sesión sexual con tu pareja antes de ir a la cena

    Otra opción para calmar los nervios muy satisfactoria es que hagas el amor con tu pareja antes de la cena. El aumento de endorfinas al tener un orgasmo te ayudarán a llegar mucho más calmada durante la cena de Navidad. Y es que el sexo tiene muchos beneficios. ¡Aprovéchalos!

    Sé tú misma

    No te preocupes por el qué dirán, si a tus suegros les parecerá bien tu vestido, si tienes que comportarte de esta manera o de otra para que ellos estén de acuerdo… ¡Basta! Tu pareja se ha enamorado de ti por quién eres, así que no tienes que cambiar tu manera de ser delante de tus suegros. Si les gustas a tus suegros tal y como eres, perfecto, pero si no es así, es su problema. Mira estas posturas sexuales picantes para celebrar el Año Nuevo (puedes adelantar la celebración)

    Evita discusiones familiares

    Tanto las tuyas como las ajenas. Si tienes algún asunto pendiente con tus suegros, la cena de Navidad no es el momento de discutirlo, ni siquiera de mencionarlo. Debes tener presente que son épocas de estrés y muy emotivas, por lo que es un gran error actuar con rencor o con enojo hacia una situación. Mejor déjalo aparcado durante las fechas navideñas y en otro momento lo hablaréis. Por cierto, tal vez te ayude leer cómo solucionar los problemas con la suegra para que el año que viene tu relación sea distinta.

    Por otro lado, bajo ningún concepto te inmiscuyas en algún problema familiar, a no ser que te afecte directamente. Si el tío discute con tu suegra, deja que ellos arreglen sus diferencias. En estos casos es mejor hacer oídos sordos y actuar como si no te enteraras. Créenos, te ahorrarás un buen disgusto porque puedes salir la peor parada, incluso si la situación es injusta.

    Cuenta hasta 90

    Quizás la situación está tan tensa que has llegado a odiar a tu suegra. Tranquila, todo en esta vida tiene solución. Lo importante es que te sientas bien contigo misma, incluso aunque sus ataques sean cada vez más constantes. Si durante la cena de Navidad tu suegra suelta alguna de sus puyas malintencionadas que te hacen daño, respira hondo, cuenta hasta 90 y calma tu mente. En realidad si ella quiere ser ese tipo de persona es su problema. Tú no puedes hacer nada, más que rezar para que ella se de cuenta de lo maravillosa que eres. Quizás en algún momento de tu vida tengas que ponerle límites, pero la Navidad no es ese momento.

    Ya sabes, lo importante es que te relajes y salgas airosa de la cena de Navidad. Con estos consejos seguro que además te diviertes. Actitud positiva ante todo. ¡Feliz Navidad!