Chemsex: Hacer el amor bajo la influencia de drogas alerta a Europa

El Chemsex es una práctica que consiste en tener sexo bajo los efectos de las drogas y ya está despertando la alerta en muchos países europeos.

por , il

    Chemsex: Hacer el amor bajo la influencia de drogas alerta a Europa

    El Chemsex está cobrando fuerza entre los jóvenes europeos y esto ha despertado la alerta social. ¿Qué es chemsex? Esta peligrosa práctica consiste en tener sexo bajo los efectos de ciertas drogas. De hecho, el consumo de drogas está aumentando de forma exponencial en Gran Bretaña y España, incide muy especialmente en el segmento de los más jóvenes. Esto nos hace preguntarnos qué está pasando… ¿De verdad necesitamos las drogas?

    La revista British Medical Journal ha sido una de las primeras en crear alarma sobre está práctica desde el punto de vista más objetivo ya que dejando de lado cualquier tipo de discurso moral, practicar sexo bajo la influencia de las drogas puede ser muy peligroso para la salud.

    Chemsex: El sexo químico gana seguidores

    Las drogas están bien vistas en ciertos círculos y de hecho, son muchas las personas que empiezan a consumir para poder formar parte de un grupo. La juventud y las ganas de experimentar son otras de las razones que llevan a muchos adolescentes a experimentar con ciertas substancias. Algunos simplemente quieren saber qué se siente, otros esconden el deseo de escapar de una realidad difícil de manejar. Sin importar las razones, la duda o la curiosidad les hace vulnerables a aquellas personas que se dedican a este negocio. Los más afectados por esta práctica, según los expertos son hombres de 25 a 45 años.

    Tipo de drogas en el Chemsex

    Las drogas que más se utilizan en el Chemsex son la mefedrona, metanfetamina y GHB. Poseen una gran capacidad de estimulación. La euforia y la excitación son los primeros síntomas de su ingesta. A continuación, vienen ciertos problemas más serios. Aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial, dos efectos que deben ser controlados por especialistas. Por otro lado, estas sustancias pueden tener consecuencias que ni siquiera la ciencia ha sido capaz de listar todavía, porque muchas de estas son de reciente creación. Exponernos a lo que ya conocemos (y que sabemos, hace mucho mal) y además, a lo que ni siquiera sabemos… ¿no es demasiado precio a pagar?

    Finalidad del Chemsex

    La finalidad principal del Chemsex es experimentar un placer más elevado en las relaciones sexuales. Estar bajo el influjo de las drogas significa perder el control sobre el mismo cuerpo y la mente. Desaparecen las inhibiciones y solo importa el placer, cunnilingus, orgías, dirty talk… todo es posible.

    Las relaciones pueden durar horas o incluso días. Todo el mundo cree que está pasándoselo bien y en realidad están dejando de lado los riesgos que esto implica. El chemsex expone a quienes lo practican a un gran peligro. No existen los tabús, ni las presiones, se trata de la experiencia sexual que todos han soñado, pero no se han atrevido a realizar. Con este objetivo, muchos jóvenes deciden empezar a practicar chemsex.

    La adicción a este tipo de actos es mayor que a las drogas convencionales. En este caso, se asocia con una estimulación física que desemboca en placer. Muchos jóvenes hacen de esta una práctica habitual que desarrollan cada fin de semana. Buscan emociones intensas y mucho sexo, para satisfacer ese vacío emocional que poseen.

    Chemsex una práctica muy peligrosa

    Además de los efectos negativos de un consumo excesivo de drogas debemos sumarle los peligros de las relaciones sexuales sin protección. Las ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) han ido en aumento los últimos años. Participar en una sesión de Chemsex es cómo una ruleta rusa, nunca se sabe que enfermedad te puede tocar, desde un herpes genital hasta el VIH. Las personas que participan en estas actividades no suelen prestar atención a los métodos anticonceptivos y de protección, se exponen a una serie de consecuencias fatales. Las drogas y el sexo no son una buena combinación, es un cóctel explosivo que acaba con el futuro de quienes lo practican.