Cocinar en pareja: Beneficios para mejorar las relaciones

Cocinar en pareja puede ser una buena forma de reforzar una relación. Te contamos por qué.

por , il

    Cocinar en pareja: Beneficios para mejorar las relaciones

    A la mayoría de las parejas les gusta disfrutar de una buena cena en un restaurante comentando cada platillo, cada sabor… mientras tienen una buena conversación en la que la comida puede constituir un primer o un segundo plano, en función de lo de sus prioridades culinarias. Pero no solo ‘ir a cenar’ ayuda a mejorar la relación de una pareja, sino que ‘hacer la comida’ en pareja puede ser la mejor manera de afianzar su relación por muchas razones. Te las contamos en EllaHoy.

    Cocinar juntos hace más felices a los matrimonios

    Una encuesta del Centro de Investigación Social y Demográfica Pew aseguró recientemente que hay tres cosas principales que hacen felices a los matrimonios: la fidelidad, relaciones sexuales satisfactorias y, en tercer lugar, compartir las tareas del hogar. Por cierto, antes de continuar hay que decir que compartir no es sólo es ‘ayudar a’ o repartirse las tareas, sino hacerlas juntos. Así que resulta que cocinar en pareja puede ser una de esas tareas que hacen más felices a un matrimonio o una pareja en convivencia.

    Mejora la comunicación de la pareja

    El hecho de buscar qué receta cocinar, quién hace qué, qué alimentos se necesitan comprar, pedir ayuda cuando algo no te sale bien en tu receta o prestarle ayuda tu pareja si la necesita son hábitos saludables en la comunicación de pareja, que se pueden adquirir cocinando juntos.

    Cocinar en pareja fomenta la cooperación

    Cualquiera que se precie sabe que la cooperación es fundamental en una cocina. Y es que cocinar juntos ayuda reforzar la idea de equipo en la pareja, ya que cuando se ponen en los fogones deben pensar objetivos comunes, planificar estrategias para que todo salga según lo planeado e incluso comprometerse a dejar limpia la cocina tras terminar. Sí, lo de dejar la cocina hecha un fiasco para que uno de los dos la limpie no forma parte de la idea de ‘cocinar en pareja’. ¡La cooperación es hasta el final!

    Las parejas encuentran un espacio de convivencia

    No siempre las parejas tienen oportunidad de encontrar un espacio de convivencia en la rutina diaria. La cocina puede ser ese lugar en el que ambos disfruten de su compañía y hacer algo con la otra persona.

    Si ambos son amantes de la cocina el único problema que enfrentarán es que siempre querrán tener el rol de chef, algo de fácil solución con la regla del ‘hoy te toca ti, mañana mi’. Si sólo uno de los integrantes de la pareja se pirra por cocinar, compartir esa experiencia juntos les aportará un nuevo espacio de convivencia en el que quizá encuentren un nuevo hobby en pareja. Y si finalmente ambos habían cocinar, al menos se solidarizarán el uno con el otro en el día a día, algo que siempre fortalecerá la relación.

    Un buen método antiestrés

    Además, mientras la pareja cocina se relaja poco a poco, conversando, riendo y, en definitiva divirtiéndose. Por tanto, cocinar en pareja es una buena forma de eliminar el estrés de día a día.

    En definitiva, que cocinar juntos es un buen método para hacer que una relación funcione por mucho tiempo, así que buscar vuestro libro de recetas favorito y disfrutar de un buen momento culinario con la mejor compañía, vosotros dos.

    Además, no te pierdas estos 10 trucos infalibles para reavivar el amor y qué son las terapias de relajación en pareja.