Coitocentrismo: Qué es y cómo superarlo

Cuando el coito monopoliza el acto sexual como única fuente de placer, podemos estar ante un caso de coitocentrismo.

por , il

    Coitocentrismo: Qué es y cómo superarlo

    “Mi novio sólo quiere tener relaciones con penetración”. Quizás te suene esta frase porque eres la que lo sufre o conozcas a alguien que te ha hablado de ello. Aunque a veces sea difícil encontrar información sobre este tema, pues es otro de los temas tabú sobre el sexo, puedes estar enfrentándote ante un caso de coitocentrismo, una disfunción sexual que requiere tratamiento.

    ¿Qué es el coitocentrismo?

    Cuando una persona es coitocéntrica (puede ser hombre o mujer) no desea experimentar el sexo nada más que con el acto del coito. Es decir, el coitocentrismo se define como la necesidad de practicar únicamente el coito durante la actividad sexual, como única actividad que permite alcanzar el orgasmo y el único modo de percibir el sexo como pleno y satisfactorio. Se trata de una disfunción sexual que se centra sólamente en la genitalidad en la práctica sexual, dejando fuera otros aspectos como juegos preliminares, caricias, besos y otras zonas erógenas del cuerpo.

    El coitocentrismo puede tener graves consecuencias en la vida sexual de una pareja. En primer lugar, insatisfacción sexual en la pareja, debido a la ausencia de caricias y preliminares antes del coito. En segundo lugar, el coitocentrismo en los hombres puede provocar eyaculación precoz, debido a la presión psicológica que el hombre siente al basar sus relaciones sexuales únicamente en el coito.

    Las mujeres que sufren de coitocentrismo no disfrutan plenamente de sus relaciones sexuales, ya que el hecho de buscar sólo el orgasmo vaginal supone una presión psicológica que puede llegar a angustiarlas y generarles ansiedad, pues en realidad, la mayoría de las mujeres se excitan mucho más con orgasmos clitorianos.

    Cómo superar el coitocentrismo

    El coitocentrismo es una disfunción sexual y no es sencillo superarlo. De hecho si lo sufres o tu pareja lo sufre, no hay nada de malo en acudir a un profesional que pueda ayudaros a superar esta situación.

    Lo que podéis hacer para superar el coitocentrismo tiene mucho que ver con un cambio de mentalidad. Una persona coitocéntrica tiene que darse cuenta de que existen otras formas de placer y que los orgasmos no sólo se experimentan mediante el coito.

    Por ejemplo, en el caso de las mujeres, existen más tipos de orgasmos femeninos de los que comúnmente conocemos, como el clitoriano, el punto U o incluso el orgasmo mental. Los hombres pueden tener orgasmos sin penetración e incluso sin eyaculación. Si quieres saber más lee Curiosidades sorprendentes sobre el orgasmo masculino.

    La información sobre temas sexuales y estar abierta a nuevas experiencias sexuales como los juegos preliminares u otras formas de práctica sexual como el sexo oral o el beso tántrico, ayudará a superar la idea equivocada coitocéntrica que relaciona el placer y éxtasis sexual con la penetración.

    Para cambiar de chip y vivir una vida sexual mucho más plena, comienza informándote sobre sexualidad, con temas como Orgasmo múltiple: Qué es y cómo lograr el multiorgasmo y Juegos Preliminares: Aumenta el Placer