¿Cómo afecta la píldora y otros fármacos a tus relaciones?

¿Cómo afecta la píldora y otros fármacos a tus relaciones?

¿Te gustaría saber cómo afecta la píldora y otros fármacos a tus relaciones ímtimas? Aunque no lo creas, puede conllevar a la falta del deseo, tanto en la mujer como en el hombre.

por en Caída Del Deseo, Pareja, Consejos Pareja
Ultimo aggiornamento:

    ¿Cómo afecta la píldora y otros fármacos a tus relaciones? Para tener una relación de pareja plena en todos sus sentidos, además de que esta sana, hay otros factores que nos pueden afectar, como pueden ser los medicamentos o fármacos, ¿quieres saber cómo?

    Te podemos dar muchos consejos para tener una relación envidiable, que todo sea perfecto y que vaya de maravilla con tu pareja, pero en determinadas ocasiones hay factores externos que no son fácilmente controlables y que nos pueden afectar a nuestras relaciones íntimas. Además de los ya conocidos, como las drogas, el estrés o el alcohol, nuestro estado de ánimo o enfermedades, hay que tener en cuenta que hay determinados fármacos, como la píldora, que pueden tener un cierto efecto en tus relaciones.

    Y es que algunos medicamentos se pueden convertir en el peor enemigo de tus relaciones íntimas, llegando incluso a rebajar notablemente el deseo y las ganas. Por ello, te vamos a mostrar algunos medicamentos que debes mirar con lupa sino quieres que te afecten a tu relación, aunque muchos de ellos son necesarios y básicos para nuestra salud, por lo que lo mejor, es consultar con tu médico.

    Se ha comprobado, que un porcentaje de mujeres que toman la píldora anticonceptiva durante un periodo de tiempo, pueden ver reducido su deseo. El motivo se debe a que este medicamento actúa sobre las hormonas femeninas, inhibiendo la producción de andrógenos, entre los que se encuentra la testosterona, siendo esta hormona la responsable del deseo y del placer, por lo que puede verse disminuida la libido de algunas mujeres.

    Junto a esto, también puede producir sequedad vaginal, que también contribuye a rebajar el deseo y dejar la libido en sus peores cuotas.

    Sin lugar a dudas, estos fármacos son el claro ejemplo de cómo los medicamentos pueden influir en nuestras relaciones íntimas. Básicamente, todos los antidepresivos tienen efectos sobre la libido, pero son los inhibidores selectivos, como el Prozac, sucediendo lo mismo con los relajantes y sedantes como el Diazepam, los que más pueden afectar a esta faceta de nuestras vidas.

    Al aumentar los niveles de serotonina, además de ayudar a reducir la ansiedad, también hace lo mismo con la libido, ralentizando nuestras respuestas sexuales y retrasando o incluso impidiendo la consecución del orgasmo.

    Los medicamentos para luchar contra la hipertensión u otras dolencias cardiacas, también pueden afectar a nuestras relaciones íntimas, aunque no se indique en el prospecto. Se debe a que este tipo de fármacos, reducen la presión arterial, produciendo en los hombres, que la sangre no fluya hacia el pene, impidiendo la erección.

    Además, este tipo de tratamientos también pueden alterar la testosterona o la prolactina, que se relacionan con el deseo y la disfunción. Son los betabloqueantes, relacionados con la hipertensión arterial, anginas de pecho o insuficiencia cardiaca, los que más afectan al deseo y a las relaciones íntimas.

    La disfunción eréctil o la disminución de la libido, son algunas de las alteraciones que puede provocar en nuestro deseo los fármacos para trastornos mentales, como la esquizofrenia, bipolaridad, psicosis o paranoias, hablando en esta ocasión de enfermedades graves que deben estar tratadas por un especialista.

    En el caso de las mujeres, se pueden dar también casos de alteraciones menstruales, ya que causan un aumento de la prolactina, como puede ser el amisulpride o la paliperidona, actuando contra nuestro deseo.

    Los esteroides anabolizantes, corticosteroides y estrógenos disminuyen significativamente los niveles de testosterona y de andrógenos, afectando directamente a la libido, causando dificultades en la erección, llegando incluso a la impotencia.

    Por supuesto, si notas cualquier síntoma o reducción del deseo en tus relaciones íntimas, lo más importante y lo primero que debes hacer, es consultar con tu médico.

    841

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Caída Del DeseoParejaConsejos Pareja Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares