Navidad 2016

Cómo desarrollar el sentido del tacto para mejorar las relaciones sexuales

Cómo desarrollar el sentido del tacto para mejorar las relaciones sexuales

¿Cómo desarrollar el sentido del tacto para mejorar las relaciones sexuales? Muy sencillo, una caricia, un beso... cualquier intención vale para aumentar el deseo. Te lo explicamos detenidamente.

por en Pareja, Placer
Última actualización:
    Cómo desarrollar el sentido del tacto para mejorar las relaciones sexuales

    Cómo desarrollar el sentido del tacto para mejorar las relaciones sexuales. Un roce, una caricia, un susurro, puede ser mucho más sensual que cualquier otra cosa, así que para mejorar las relaciones de pareja, empieza a desarrollar el sentido del tacto.

    Muchas veces es mucho más excitante los preliminares de una relación sexual que la propia en sí, porque una caricia, un abrazo, un beso suave, un roce, hace que el deseo crezca exponencialmente. Así que si quieres disfrutar y mejorar tus relaciones sexuales, nada mejor que aprender cómo desarrollar el sentido del tacto, porque hay muchos tipos de caricias y sensaciones que puedes aprovechar para disfrutar más en pareja.

    Palabra de experto, el tacto es el sentido más importante en el ámbito erótico y aprender a usarlo para redescubrir el placer de las zonas erógenas olvidadas, dará una vuelta positiva a la vida sexual. Sobre todo, cuando la pasión y la excitación de los primeros tiempos de la relación se ha visto diluida por la rutina o el estrés.

    ¿Sabes que el sentido del tacto es el que primero desarrollamos los seres humanos? Las células nerviosas que aparecen en la epidermis reconocen las caricias, los roces o los gestos de nuestra pareja. Los sensores se activan con sólo los clásicos mimos, proporcionando un bienestar psicofísico al momento.

    El tacto es una verdadera bendición para la salud física y mental, gracias a la liberación de endorfinas por el contacto físico. No solo relaja, sino que nos hace predisponernos a la excitación, siempre que te sientas atraído hacia la otra persona. El tacto es el primer instrumento de exploración recíproca en la pareja, una puerta de acceso al placer sexual, que envuelve a todo aquel que se deje llevar por esta sensación.

    Para desarrollar el tacto es importante experimentarlo de un modo nuevo, acariciando a la pareja en “zonas prohibidas” o que anteriormente han sido ignoradas, como la espalda, el cuello, el ano, el pecho o los muslos. No hace falta mucho para pasar de estas caricias a tocamientos más avanzados, siendo una buena opción los masajes eróticos. Estas caricias y tocamientos no tienen por qué hacerse cada vez que se tiene una relación sexual, pero siempre lo agradecerás, así que no te olvides de hacerlo de vez en cuando.

    Y tú, ¿cómo tienes desarrollado tu sentido del tacto?

    540

    ESCRITO POR PUBLICADO EN ParejaPlacer

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares