Cómo ligar: Técnicas pasadas de moda que a veces funcionan

Conoce las técnicas para ligar pasadas de moda que a veces siguen funcionando.

por , il

    Cómo ligar: Técnicas pasadas de moda que a veces funcionan

    Hoy hablamos de las técnicas para ligar pasadas de moda que a veces funcionan. Porque lo tradicional sigue tendiendo su encanto, porque nos gusta el arte de la seducción y porque no todo está en las nuevas tecnologías.

    Cómo ligar, técnicas del pasado

    ¿Quieres un rollo de una noche? ¿O bien prefieres encontrar a tu media naranja? Sea como sea, seguro que si piensas en ligar lo primero que te viene a la mente es Internet, ¿me bajo la aplicación de Tinder? ¿Me hago una cuenta en una web de citas? ¿O bien uso la red social de Instagram? Sí, todas estas cosas están bien y tienen sus ventajas pero ¿qué ocurre con los métodos tradicionales para conocer a alguien? ¿Te acuerdas cuándo ni siquiera había móvil y tenías que llamar al chico o a la chica que te gustaba al teléfono de su casa con el miedo de que te contestaran sus padres? Pues bien, repasemos esas técnicas para ligar pasadas de moda que aún siguen funcionando y que ya pocos se atreven a llevar a cabo.

    Te acercabas en la discoteca

    Estabas en un bar y veías a alguien que te llamaba la atención, te acercabas con disimulo y lo invitabas a bailar o a tomar algo, quizás con suerte de ahí surgía algo bonito. Ni “paga fantas” ni nada por el estilo, solo cortesía y educación, algo que nunca falla.

    Si estabas en la playa

    Si estabas en la playa, la piscina o cualquier otro lugar a plena luz del día y querías entablar conversación con alguien, lo mismo te lanzabas a la aventura y le decías algo, o mandabas a tu amigo para que hiciera las veces de celestino o bien le dabas un papelito con disimulo con tu nombre y tu número de teléfono.

    Usabas otra tecnología

    Una vez tenías su teléfono móvil le hacías una llamada perdida o le dabas “un toque” con la intención de que supiera que estabas ahí; usabas el chat del Messenger para tener alguna que otra conversación; le enviabas un SMS para quedar si es que te atrevías y lo más de lo más era usar Facebook, uno que aún estaba en sus inicios y que nadie sabía bien cómo manejar.

    Los regalos

    Si recién empezabas a quedar con alguien y querías tener un bonito detalle, le regalabas un CD con unas canciones románticas grabadas por ti mismo, o le invitabas al cine a la sesión de tarde con un gran bol de palomitas. Nada del conocido como “aquí te pillo aquí te mato”, las cosas se hacían con más calma.

    Ligar hoy en día usando el Messenger, no por favor, hacerlo con buenas palabras y haciendo gala de la educación y del saber estar, sí, siempre.

    También te puede interesar: Mujeres alfa: Cómo reconocer a una mujer segura de sí misma y Ligar en la playa: Mejores playas de España para ligar