Cómo solucionar problemas de pareja

A veces no sabemos cómo solucionar problemas de pareja y acabamos empeorando la situación. No te pierdas estos consejos para aprender a solucionar los problemas de pareja.

por , il

    Cómo solucionar problemas de pareja

    Las discusiones y problemas de pareja son comunes en las relaciones, porque los desacuerdos son parte de la interacción entre los seres humanos. Sin embargo, cuando estos conflictos son cada vez más frecuentes, la relación puede verse seriamente perjudicada a nivel emocional. Por eso, es importante aprender a solucionar los problemas de pareja desde el principio, antes de que se conviertan en algo mucho mayor. Para ello, hoy te contaremos algunos consejos para solucionar los problemas con tu pareja.

    Lo primero de todo es no olvidarte de lo que os une, el amor, y lo segundo es mantener siempre el respeto mutuo.En realidad, desde el respeto es mucho más fácil y sencillo tener cualquier discusión y poder enfrentar los problemas de pareja unidos.

    Cómo solucionar los problemas de pareja: los mejores consejos

    • Nunca menospreciéis los puntos de vista diferentes que el otro expresa. Las ironías y las burlas son una falta de respeto cuando tu pareja intenta expresar sus sentimientos.
    • Prohibidas las faltas de respeto: los insultos ydescalificaciones sólo harán daño a tu pareja. Tener autocontrol es una de las bases fundamentales en una relación.
    • Evitad discutir cuando estéis nerviosos: en un estado de alteración, lo único que conseguiréis es acabar sacando las cosas de quicio y no solucionar nada.
    • Un truco muy bueno es tener algún tipo de señal para identificar este tipo de estado, como una palabra, para que ambos cesen, se calmen, paren un rato y retomen la discusión cuando estén tranquilos y serenos.
    • No os saquéis trapos sucios. Cuando algo se perdona y se ha solucionado, significa que se deja atrás y se continúa. Si no es así, probablemente es porque aún te queda algo que solucionar respecto a ese problema. Háblalo en otro momento diferente, pero repetirle constantemente a tu pareja lo que te parece mal del pasado es muy desgastante psicológicamente para ambos.
    • Evitad el “siempre…”. Una forma habitual de reclamar algo a una pareja es decirle “tú siempre haces esto…”, lo que hace mucho daño psicológico a la otra persona, pues se siente juzgada. Si tienes un problema concreto, lo ideal es que le expreses a tu pareja ese problema específico en ese momento.
    • Quedad en un lugar para hablar. No discutáis en cualquier sitio, en la habitación o delante de los niños. Si os cuesta solucionar vuestros problemas de pareja, quedad en un sitio neutro, como una cafetería o un parque, para hablar tranquilos sin que haya nadie que os pueda juzgar u os haga sentir incómodos.
    • No mezcléis problemas. Si tenéis varios problemas, tratad de ir resolviéndolos uno por uno. Si los problemas ya se han convertido en una crisis de pareja, podéis hacer una lista con aquellos problemas que os preocupan por orden de prioridad e ir resolviéndolos uno a uno. Además, siempre tenéis la posibilidad de buscar ayuda.
    • No pretendas llevar la razón por encima de todo. Expón tus argumento se intenta que el otro entienda tu punto de vista. Si seguís sin estar de acuerdo, es importante que respetéis vuestras opiniiones. Si no conseguís llegar a un consenso, podéis llegar a una negociación en la que ambos sientan que ganan algo.
    • Practicad la empatía con el otro. Parece un tópico, pero no lo es. Muchas veces cuando discutimos no nos ponemos en el lugar del otro. Por tanto, la empatía es fundamental en la pareja.

    Daros la oportunidad de probar a intentar solucionar vuestros problemas después de haber leído estos consejos. Si finalmente no conseguís solucionarlo, recordad que siempre podéis acudir a una terapia de pareja con un profesional, que os orientará sobre cómo solucionar de la mejor manera vuestros problemas de pareja. Y es que la convivencia y la pareja no tienen que ser una tortura, sino algo maravilloso.

    También te puede interesar: Pelear con la pareja: Reacciones físicas perjudiciales para la salud y Dejar de pelear: Cómo negociar en pareja sin herirse.