Cómo terminar una relación de pareja apenas iniciada

¿Quieres saber cómo terminar una relación de pareja apenas iniciada? Simplemente tienes que seguir nuestros sabios consejos, el resto es pan comido.

por , il

    Cómo terminar una relación de pareja apenas iniciada

    Conoces a un chico majísimo, te gusta y crees que con el tiempo será persona adecuada para ti. Empezáis a salir, tenéis varias citas, pero te das cuenta poco a poco que es un error. En definitiva, apenas acabáis de iniciar la relación y tu pareja está ilusionada, pero tú quieres romper con ella y no sabes cómo. Tu indecisión hace que pase el tiempo y más más difícil sea encontrar la excusa para ponerle fin. Es el momento de actuar y terminar la relación, pero ¿cómo? Toma nota de estos sabios consejos.

    Pon fin a la relación lo antes posible

    Si nos damos cuenta de que la relación no va bien, lo mejor es intentar poner remedio de inmediato. Cuanto más tiempo pasa, mayor es el riesgo de que la separación se convierta en inevitable. Entonces, ¿por qué alargar algo que tarde o temprano acabará sucediendo? Sé valiente y coge al toro por los cuernos.

    Nada de excusas absurdas

    La tentación es fuerte, pero aún no han entrado en juego los sentimientos, así que aún te puedes permitir el lujo de decir la verdad, ya que la historia sólo tiene unos pocos meses. Después de todo él se podrá quedar triste, pero lo superará, además es imposible agradar a todo el mundo. Lo mejor es una verdad con tacto para dejar a tu pareja, nada de excusas absurdas.

    No le hagas daño

    Utilizar una verdad con tacto para dejar a tu pareja implica usar alguna frase de ruptura sin dramas. Es decir, no hace falta que le digas todos sus horribles defectos que no soportas, quizás haya a otra persona ahí fuera que le encanten y no tienes por qué bajarle la moral directamente. Y si crees que es una persona narcisista y no le vendría mal una crítica constructiva, díselo suavemente. No se trata de hacerle daño, sino de terminar la relación en los mejores términos posibles.

    No le digas nada que no te gustaría escuchar a ti

    ¿Te gustaría que alguien te dejara por tu manera de reírte? Seguramente pensarías que es un patán, pero te afectaría profundamente. Si esa persona no te gusta por razones específicas que no cuadran con tu forma de ser, ¿para qué decírselo? Eso no beneficia a nadie, después de todo tu ya no vas a estar con ella una vez rompas la relación. Siempre ten en cuenta no decirle lo que no te gustaría escuchar a ti. Puedes terminar la relación sin que eso suponga un drama.

    Deja los términos claros

    Si no quieres tener un ex insistente que te llame a cada rato para que vuelvas con él, es importante que dejes las cosas claras en el momento de la ruptura. No le des esperanzas si no es lo que deseas, no acabéis como “amigos con posibilidad de derecho a roce” si no buscas eso, incluso si no deseas volver a ver a esa persona, tienes todo el derecho de decírselo y terminar por completo la relación. De todas formas, si por casualidad temes que te vuelva a llamar intentándolo, toma nota de estas frases para rechazar a un ex.

    Conviértete en insoportable

    Si no hay manera de que entienda que lo vuestro no funciona, como se suele decir, los tiempos desesperados requieren medidas desesperadas. Si el amor se ha ido (o nunca ha habido), pero tu cerebro enloquece por la crisis y la abstinencia, considera la opción a propósito (quizá injusta, pero muy funcional) de convertirte en alguien insoportable. No es lo más ético… pero a veces funciona. ¿Cómo hacerlo?

    Llámalo 50 veces al día, atorméntalo con paranoias y celos patológicos , bombardéalo con mensajes de texto, dedícale canciones románticas en la radio y apúntate a su gimnasio. Tendrás que convertirte en la persona más pegajosa que haya visto nunca. De este modo, si no te atreves a dejarle tú, será él quien lo haga. Y si esto ya no funciona… cambia el número de teléfono y ¡listo!