Consejos al salir con un hombre fetichista

El fetichismo puede pillarte desprevenida, por lo que importante tener en cuenta algunos consejos para saber cómo reaccionar ante un hombre fetichista.

por , il

    Consejos al salir con un hombre fetichista

    Comienzas a salir con un hombre y las primeras relaciones sexuales surgen con total naturalidad, hasta que empiezas a observar ciertos comportamientos fetichistas que te pillan desprevenida. No sabes cómo actuar cuando tu chico te pide que le des latigazos o desea hacerle el amor a tus pies. Hoy te damos algunos consejos si sales con un hombre fetichista y no sabes cómo reaccionar.

    El fetichismo aún es considerado un tabú en nuestra sociedad, aunque poco a poco se esté abriendo camino y cada vez más personas y parejas lo acepten y lo disfruten dentro de su vida sexual. Aunque estas prácticas sexuales o parafilias pueden ser el deseo tanto de hombres como de mujeres, parece que el fetichismo se relaciona más con el sexo masculino. Quizás, la clave está en que son los hombres los que se atreven a reconocer su fetichismo, ya que socialmente está más aceptado en ellos.

    Sea como sea, es común el hecho de que mujeres heterosexuales u hombres homosexuales se encuentren con una pareja masculina con ciertos fetichismos que pueden sorprender y bloquear sexual y emocionalmente a la pareja. Si es tu caso y te has encontrado en tu vida sexual con un hombre fetichista, te damos algunos consejos para tomártelo con más calma.

    No tengas miedo

    No es algo tan inusual como piensas, en realidad muchas personas en el mundo son fetichistas. Los fetichismos no son más que otras maneras de disfrutar del sexo que no son convencionales, pero no por ello tienen por qué ser malas. Negarse en rotundo por miedo a la experiencia sólo bloqueará tus instintos sexuales.

    No hagas nada que no deseas hacer

    Está claro que hay de fetichismos a fetichismos y que éstos no tienen por qué ser para ti. En una relación sexual ninguno de los miembros de la pareja debería hacer algo que no desea. El sexo implica libertad y respeto, por lo que si hay algo que no deseas hacer, explícale a tu pareja y habladlo como dos adultos.

    Ten la mente abierta

    Quizás en un principio te parece algo demasiado extraño o fuera de lo común, pero el hecho de que tú no hayas tenido impulsos fetichistas anteriormente no significa que no te vaya a gustar. Es importante que estés segura de que deseas hacerlo, pero no dejes que tus prejuicios invadan tu mente hacia la respuesta negativa. Si lo que tu pareja fetichista te propone no atenta contra tu persona emocional y físicamente y no te importaría probar, ¿por qué no hacerlo?

    Comienza poco a poco

    Si nunca has tenido una sesión de sexo fetichista y estás dispuesta a probar pídele a tu chico que vaya poco a poco. No te atrevas con todo en una misma sesión porque puede suponerte un shock. Una manera muy buena de probar ciertos fetichismos es mediante juegos sexuales, que ayudan a desinhibirse y fomentan el deseo sexual. Ve poco a poco y siempre hasta donde te sientas preparada.

    Acordad una señal de stop

    Quizás lo has pensado y te apetece probar, pero en el momento te sientes incómoda y no deseas continuar… Es importante que acordéis una señal de stop que indique a tu pareja que no deseas seguir con una práctica fetichista determinada, incluso aunque él esté muy excitado. Recordad que el sexo debe ser libre y ambas personas deben sentirse a gusto con lo que hacen. No se trata de obligarse a nada, tampoco por amor.

    Sed sinceros el uno con el otro

    Si no te gustan sus prácticas fetichistas y eres incapaz de comprenderlas o disfrutar con ellas, es el momento de tener una conversación con tu chico y ver cómo podéis solucionarlo. Quizás sois incompatibles en la cama y no podréis continuar con la relación, o puede que el fetichismo de tu pareja no sea tan importante para ella. No tengas miedo de que la relación se termine, tu felicidad sexual y tu integridad están por encima de todo. ¡No lo olvides!

    Además, te pueden interesar cómo usar los lubricantes femeninos según la edad y todo sobre el teabagging o el nuevo placer oral masculino.