Consejos para la vida sexual después de una operación

Consejos para la vida sexual después de una operación

Si tu pareja acaba de pasar por cualquier tipo de operación, mantener relaciones sexuales es algo complicado donde debes saber qué hacer y qué no.

por en Hacer El Amor, Impotencia, Pareja, Placer
Última actualización:
    Consejos para la vida sexual después de una operación

    Una operación puede complicar la vida sexual de quien la ha experimentado, tanto es así que en función del problema puede incluso reducirla drásticamente. Si tu pareja ha pasado recientemente por una operación y quieres poder mantener sexo con ella, existen una serie de consejos que pueden ayudar a mejorar vuestra vida sexual después de la operación.

    Hay vida después de una operación, con paciencia y haciendo las cosas bien, podréis recuperar vuestra antiguo fervor sexual en muy poco tiempo:

    Respetar la prescripción médica

    Lo más importante es siempre bajo cualquier caso seguir las indicaciones que el médico haya dado respecto al post-operatorio. No todos los tipos de operaciones incompatibilizan la carga sexual, por esto mismo las precauciones que deberemos seguir si la operación es relacionada con el tronco superior, no son las mismas que si existen cicatrices, se han visto implicadas en la intervención las extremidades inferiores o incluso los genitales. Debes preguntar al doctor explícitamente si existe alguna recomendación especial para poder mantener sexo o si la práctica de este puede afectar negativamente al paciente. Independientemente de sus consejos, lo más precavido es que durante el mismo día de la operación no mantengas relaciones sexuales ya que, en ningún caso está recomendada la práctica de ejercicio las horas próximas a una intervención médica.

    Aislar zonas afectadas

    Si la operación es local y afecta sólo a una zona concreta (por ejemplo extracciones maxilofaciales) debes aislar esa zona de la actividad sexual. Esto significa que por ejemplo si tienes una cicatriz por apendicitis deberás plantearte el sexo oral como una buena opción sustitutiva a la penetración. Mientras que si la operación es de la boca la opción elegida deberá ser construida a la inversa de la anterior. Si además puedes esterilizar la zona con vendas, gasas o cualquier otra cobertura estéril (en el caso de cicatrices locales) evitarás infecciones innecesarias.

    Ya que, aunque tu intención no sea palpar la zona, la actividad sexual puede llevar a roces involuntarios.

    Olvida todo estimulante

    Muchas veces la práctica de sexo está relacionada de forma íntima con la ingesta de alcohol para propiciar un clima desinhibido y proclive al acto. En este caso olvida por completo dicha opción, pues el alcohol es un potente vasodilatador y puede hacer que las heridas abiertas sin cicatrizar sangren y al mismo tiempo esto ralentice el proceso natural de cicatrización del cuerpo, así que ten en cuenta otras maneras de recuperar el deseo sexual. Además de ello, si estás tomando relajantes de algún tipo asociados a una fractura el riesgo es doble puesto que la interacción de estos medicamentos con las bebidas espirituosas puede ser bastante peligrosa y grave.

    Independientemente del tipo de operación y las precauciones que toméis a la hora de realizar el acto sexual, este siempre es positivo para nuestra salud. La liberación de determinadas hormonas producidas durante el clímax, pueden incluso actuar con efecto relajante. Además de hacer sobrellevar la situación al afligido con un estado de ánimo mucho mejor que el provocado por la falta de sexo.

    737

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Hacer El AmorImpotenciaParejaPlacer
     
     
     
     
     
     
    Más populares