Consejos para retrasar la eyaculación de tu pareja

Si quieres alargar vuestros encuentros sexuales, no te pierdas estos consejos para retrasar la eyaculación.

por , il

    Consejos para retrasar la eyaculación de tu pareja

    Quizás tu chico sufre eyaculación precoz (algo muy común entre los hombres de todas las edades) o quizás simplemente te sueles quedar un poco insatisfecha porque vuestros encuentros sexuales se te hacen demasiado cortos. ¡Necesitas más!. No te pierdas todos los consejos sobre cómo ayudar a tu pareja para retrasar la eyaculación.

    Comunícate asertivamente

    El sexo es cosa de dos y la idea es que ambos disfrutéis. Si tú no estás disfrutando porque vuestros encuentros son demasiado cortos para ti, lo mejor es que lo hables con tu chico de forma abierta y con una actitud asertiva y de comprensión. Y nunca con presión.

    Hay miles de razones por las que vuestros encuentros pueden ser demasiado cortos: quizás el tipo de posturas sexuales, algo que haces que le excita tanto que no lo puede aguantar, falta de preliminares… Si no lo habláis no podréis averiguar qué está fallando en vuestros encuentros sexuales.

    Mantén la mente abierta

    No se trata sólo de que dure X minutos en el coito, sino de que ambos disfrutéis. Esto parece sencillo, pero muchas relaciones sexuales fracasan porque la prioridad no es que ambas personas disfruten.

    Lo ideal es que pienses tanto en ti como en tu pareja en vuestros encuentros sexuales y que tu pareja haga lo mismo. De esta manera, encontraréis mucho más placentero el sexo, jugando con lo que a ambos os gusta, independientemente del tiempo en el que tu pareja eyacule.

    Es posible que en una sesión eyacule rápido pero os masturbéis de otra manera y lo disfrutes igual. Sé tú misma y no dudes en contar a tu pareja tus necesidades sexuales.

    Practicad el juego stop and start

    Se trata de jugar con los ritmos durante el coito y todo el encuentro sexual. Cuando veas que tu chico está demasiado a tono y puede eyacular sin controlar, para el ritmo y espera a que se tranquilice un poco. No tienes por qué parar de repente, puedes bajar el ritmo de tus movimientos pélvicos, salir y acariciarle en otra zona del cuerpo… probad diferentes ideas. Vuestra imaginación es la mejor aliada.

    Probad diferentes posturas sexuales

    Una forma de tener una sesión de sexo prolongada es cambiar de postura cada vez que la excitación está siendo intensa. Es una forma muy placentera de excitarse poco a poco y os ayudará a aprender mucho sobre sexualidad. Si queréis un poco de ayuda, no te pierdas estas posturas sexuales para estimular el clítoris.

    Acordad un método de distracción

    Si tu pareja sufre de eyaculación precoz, una de las mejores maneras de retrasar la eyaculación es que practique algún truco de distracción. Por ejemplo, puede contar hasta 20 cuando se sienta muy excitado, tu puedes hacer algo que le haga distraerse o le puedes pedir que se concentre en la música para hacer el amor que habéis escogido. Si le ayudas, será mucho más fácil para él.

    Usad juguetes sexuales

    Si tu necesitas más tiempo, entonces dátelo. No tiene por qué ser en la penetración, sino en los preliminares o incluso después. Usad juguetes sexuales para ello, como anillos vaginales, simuladores de placer oral, dildos… Hay un sinfín de juguetes sexuales para probar en pareja y que os ayudarán a extender la sesión sexual e incluso a que su eyaculación también se alargue.

    Practicad meditación

    La meditación ayuda a tener un mayor control sobre uno mismo. Si tu chico la practica, con el tiempo se sentirá mucho más seguro en las relaciones sexuales y le ayudará a controlar sus eyaculaciones. En tu caso, también tendrás más control sexual y aprenderás a concentrarte en el sexo mucho más. Además, cuando ya seáis unos expertos, podéis probar con la meditación orgásmica, una experiencia sexual basada en el yoga y el sexo tántrico con la que cambiaréis el chip acerca del sexo y disfrutaréis increíblemente.

    Anímale a ejercitar su PC

    El músculo pubococcígeo (PC) es el encargado de controlar tanto la salida de orina como de semen y los hombres pueden ejercitarlo con unos sencillos ejercicios diarios. Por ejemplo, parar la orina 4 o 5 veces en cada micción es una buena forma de ejercitarlo, o estando erecto moverlo hacia adelante y hacia atrás. ¡Anímale a hacer estos ejercicios! La recompensa será para ambos.