Costumbres cotidianas de los hombres que odiamos

Te contamos cuáles son las cosas que ellos hacen en casa y que nosotras no pasamos por alto, ¡no te lo pierdas!

por , il

    Costumbres cotidianas de los hombres que odiamos

    Roncar, beber directamente de la botella, o dejar las toallas mojadas en la cama; son algunas de las típicas costumbres que tienen la mayoría de los hombres y que nosotras odiamos. Probablemente en más de una ocasión te has preguntado “¿qué hago yo con este chico?” Pues bien, una de las causas es esta: Las costumbres cotidianas de los hombres que odiamos; en EllaHoy te las contamos, seguro que más de una te es muy familiar.

    Las costumbres cotidianas que odiamos de los hombres

    Cuando recién empiezas a vivir con tu pareja, todo parece de lo más romántico, te centras en la magia del momento y pasas por alto esos pequeños detalles, que con el tiempo llegan a volverse de lo más exasperantes y molestos. Lo que la principio de la relación puede llegar incluso a ser gracioso, cuando ya lleváis un tiempo de convivencia, se vuelve irritante, tanto que llegas a pensar “¿Por qué me enamoré de él?” Y no solo lo decimos nosotras, ahora hay un estudio científico que ha analizado los compartimentos que tienen la mayoría de los hombres y que ellas odian; la investigación fue realizada nada menos que con 1.650 británicas, lo que dio unos resultados que bien se pueden extrapolar a todas las mujeres del mundo. Aquí van las cosas que ellos hacen en el hogar y que ellas no soportan. Hombres, presten atención que esto les interesa.

    En los primeros puestos encontramos las siguientes costumbres de los hombres que sus parejas cada vez soportan menos:

    Dejar levantada la tapa del baño. todo una clásico entre los hombre y que el 54% de las entrevistadas durante el estudio, piensa que es una costumbre de lo más irritante.

    Dejar las toallas mojadas en la cama. Fueron nada menos que el 23% de las encuestadas las que dijeron esto como uno de los hábitos que menos toleran de sus parejas.

    Dejar la ropa sucia en el suelo. Según el estudio un 15% de las mujeres afirmó que es algo que les pone de mal humor.

    No reemplazar el papel higiénico. Otro de los hábitos que ellos hacen y que ellas no aguantan. Si se acaba el papel higiénico hay que poner otro, fácil ¿no?

    Beber directamente de las botellas. De leche, de agua, de refresco… Según la investigación, para muchas mujeres es un signo de mala educación, así que por favor, beban del vaso.

    No limpiar los pelos después del afeitado. No nos gusta usar el lavabo y que esté lleno de pelos de barba recién cortados. Lo decimos nosotras y lo dicen los resultados de la investigación.

    Roncar. Sabemos de sobra que es algo que no pueden evitar, pero estaría bien que buscaran algo para disminuir los ronquidos, lo agradeceríamos eternamente.

    Hacer mal las tareas. Que un hombre se ofrezca a arreglar algo de la casa, sobretodo si no sabe nada de la materia en cuestión, y que salga mal. No, este tipo de detalles no nos gusta, mejor dejarlo para los expertos.

    Negarse a preguntar una dirección cuando están perdidos. Y lo hacen por miedo a no llevar las riendas de la situación. Tranquilos, todo el mundo se pierde, no es una cuestión de hombría.

    Dejar los recortes de las uñas por toda la casa. Nada más sexy que un hombre que sabe recoger sus uñas y tirarlas a la basura.

    Quedarse con el mando de la televisión. Nosotras también queremos ver algo, aunque sea un programa que a vosotros no os guste.

    Seguro que hay muchas cosas que nosotras hacemos en el hogar y que ellos tampoco soportan. Pero si son cosas que sabemos que os molestan, hacemos algo para tratar de evitar esas costumbres, por lo que rogamos encarecidamente que vosotros, hombres, hagáis lo mismo cuando os decimos que algo no nos gusta, todo un detalle que bien sabremos apreciar.

    También te puede interesar: El Phubbing: La nueva causa de divorcio y Mentiras sobre el sexo que los hombres dicen