Crisis de pareja de los 3 años: Consejos para superarla

Un gran número de parejas sufren una crisis a los tres años de relación. Si es tu caso, te damos algunos consejos para superarla.

por , il

    Crisis de pareja de los 3 años: Consejos para superarla

    Tras tres años siendo pareja, sin daros cuenta os encontráis frente a una crisis importante que hace tambalear vuestra relación. No sois los únicos. De hecho, los tres años es uno de los momentos duros en la vida de casi todas las parejas y el punto en el que todos nospreguntamos cómo salvar una relación de pareja en crisis. Os contamos por qué se produce y algunos consejos para superar la crisis de los tres años de relación.

    Por qué se produce la crisis de los 3 años

    Aunque no es una fórmula matemática, la mayoría de los expertos coinciden en que los tres años es un momento decisivo en la relación de pareja, que puede culminar en la separación o en el fortalecimiento del lazo mutuo.

    Pero, ¿qué sucede a los tres años? Es muy sencillo, es el tiempo suficiente para acumular pendientes sin resolver y conocer mucho más a nuestra pareja, incluso aquellos aspectos que nos disgustan.

    Durante el primer año de relación la mayoría de las parejas disfrutan de una especie de “luna de miel” continua. Se trata de la etapa de enamoramiento, en la que cada defecto se suaviza inconscientemente y nos mantenemos sumamente positivos acerca de nuestra relación. Una vez pasado este tiempo, el velo se descubre y comenzamos a ver desde una perspectiva más realista a nuestra pareja.

    La madurez emocional de la pareja y su capacidad de comunicación determinará por completo esta fase y la intensidad de la crisis a los 3 años. Si la pareja no consigue aceptarse tal y como es cada uno de sus miembros y comienzan a albergar sentimientos negativos hacia el otro, empezarán los reproches, los “tu siempre” o “tu nunca” y se albergará un cierto resentimiento que irremediablemente explotará a los tres años de relación aproximadamente.

    Aunado a esto, muchas parejas sienten una repentina necesidad de independencia individual. Si no han conseguido establecer una relación sana con el suficiente espacio para su felicidad individual, comienzan a plantearse si este tipo de relación de dependencia merece la pena. La búsqueda de espacio se hace sin el acuerdo con el otro, lo que puede llevar a continuas discusiones y comenzar los problemas de celos de pareja.

    Si el compromiso no es firme y los problemas siguen surgiendo, la pareja terminará en a una crisis irremediable en la que, o bien terminan separándose o, por el contrario, se fortalece, conociéndose mejor y aceptándose el uno al otro.

    Cómo solucionar la crisis de los 3 años

    Está claro que la mejor solución es la prevención. Si desde el comienzo de la relación la pareja trabaja en la comunicación, el perdón por esas cosas perdonables en el amor, la comprensión y el respeto, la crisis será mucho más llevadera, incluso puede que no ocurra.

    Pero si ya estás imbuida en la crisis, debes ser positiva y recordar que todo tiene solución. Si ambos miembros ponen de su parte, la crisis de los 3 años es superable. ¿Cómo? Atenta a estos consejos.

    Expresad vuestros sentimientos

    Es importante que aprendáis a expresaros el uno al otro cuáles son las cosas que no os hacen felices en la relación. Esto ayuda tanto a una misma como a la pareja, que puede comprender lo qué le sucede al otro. Por ejemplo, si necesitas mas espacio y explicas las razones a tu pareja, quizás encontréis juntos una solución que no le haga sentir mal. Quizás sólo necesitáis veros menos veces a la semana o escribiros menos durante el día. Con pequeños detalles acordados podéis haceros felices el uno al otro sin recurrir a mentiras sobre lo que hacéis con los amigos.

    Tened una actitud de escucha

    No sólo se trata de expresar, sino también de escuchar, con todo lo que ello conlleva. Una actitud de escucha significa hacer un esfuerzo por comprender al otro y estar dispuesto a cambiar de parecer en algunos momentos. Es decir, mantener la mente abierta a la hora de enfrentar una crisis de pareja como la de los tres años.

    No tengáis miedo del fin de la relación

    No os obsesionéis con que tenéis una crisis y esta puede acabar en una ruptura. Eso no os llevará a ningún lado. Todas las relaciones tienen ciclos, pero eso no significa que acaben por completo, sino simplemente que es el final de uno y el principio de otro. Y puede ser incluso mucho mejor. El cambio puede llegar a fortalecer vuestra relación y aportaros nuevos descubrimientos sobre vosotros como pareja.

    Tomad medidas de solución en conjunto

    Las soluciones que propongáis deben ser negociadas y consensuadas. Es una forma de aseguraros de que de verdad serán efectivas y duraderas. Además a ambos os satisfacerán por igual y estaréis seguros de que son las que necesita cada uno de vosotros.

    Esperamos que estos consejos os ayuden a superar la crisis de los tres años, y recordad que es una etapa y que lo más importante es que tengáis confianza en vosotros como pareja para salir adelante.