Cuidados de la vagina: Cómo mantenerla joven y sana

La vagina como cualquier otra parte del cuerpo necesita una serie de cuidados para mantenerse joven, te contamos los detalles

por , il

    Cuidados de la vagina: Cómo mantenerla joven y sana

    Una vagina cuidada se verá siempre más joven y será más sana que una vagina descuidada, es importante que aprendamos cómo cuidar esta parte del cuerpo, pues igual que otras a las que damos más importancia, con el tiempo puede comenzar a perder su frescura y su aspecto puede también empeorar. A continuación, te descubrimos cómo mantener una vagina cuidada siguiendo una serie de indicaciones.

    Cuidados necesarios para una vagina perfecta

    A lo largo de nuestra vida, la vagina cambia igual que otras partes del cuerpo, perdiendo su aspecto inmaculado y envejeciendo. Simplemente, años de menstruación o un parto vaginal, pueden hacer que el aspecto de nuestra vagina cambie radicalmente.

    Algunas de las indicaciones que debes seguir para mantener una vagina joven el mayor tiempo posible, son las siguientes:
    • Ropa íntima: La lencería es muy importante en el cuidado de la vagina, como es lógico las fibras con las que envolvemos esta parte del cuerpo pueden provocar cambios en ella. Las braguitas de algodón son las mejores si quieres conservar una buena salud para tu vagina, estas hacen que la piel transpire y, además, evitan la sudoración que puede llegar a humedecer la zona de la entrepierna causando hongos e infecciones. Debes evitar también ponerte ropa interior o de baño que este húmeda, pues esta humedad puede provocarte un brote de candidiasis vaginal que es muy malo para la salud de esta zona.
    • Yogur natural: La flora bacteriana de la vagina es fácil de descontrolar y que aparezcan colonias de hongos que causen irritación y picores intensos en la zona. Si notas que esto empieza a suceder, lo que debes hacer es colocarte yogur natural en la zona. El yogur natural regula tu flora bacteriana ayudando a florecer a las bacterias buenas que tenemos en la vagina, pero debes tener cuidado en que el yogur no contenga azúcares, pues de lo contrario el resultado podría ser más negativo.
    • Ejercicios: Practicar ejercicios de suelo pélvico, no es solo algo propio de embarazadas. Este tipo de ejercicios ayudará a que tu vagina se estreche y recupere su tersura natural. Además, de ayudarte a tener relaciones sexuales más placenteras. Es importante que practiques este tipo de ejercicios dos o tres veces por semana para que la disciplina también ayude a tonificar estos músculos.
    • Visita al ginecólogo: La vagina es una zona delicada y es importante llevar cierto control sobre ella, acude al ginecólogo al menos una vez al año para cerciorarte de que todo anda bien. Hacerte una citología de forma periódica, puede mejorar mucho tu salud vaginal.
    • Lubricantes: La lubricación también influye mucho en la salud y aspecto de nuestra vagina, si notas que en algún momento tienes sequedad vaginal, antes de mantener relaciones aplica algún tipo de lubricante para evitar desgarros o pequeñas heridas.
    • Duchas vaginales: Lavar excesivamente la vagina puede ser perjudicial, el uso de jabones íntimos puede destruir la flora vaginal y causar más problemas que beneficios. La vagina tiene un mecanismo de regulación natural que hace que se mantenga fresca y limpia sin necesidad de duchas continuas.

    La vagina perfecta

    Existen muchos tipos de vaginas, pero lo más importante para nuestra autoestima y para mantener relaciones sexuales satisfactorias es darle la importancia que se merece a través de los cuidados oportunos. No dejes nunca de mimar tu vagina.